Autopsia al gobierno saliente

transición

Por Óscar E. Bernal

El equipo de enlace del gobierno entrante debe irse preparando intelectual, técnica, física, mental y sobre todo psicológicamente para una de las tareas más importantes de la vida política de Quintana Roo. Realizar una histórica autopsia al cuerpo inerte del gobierno saliente. Porque si no lo están, será mejor que dejen paso a quienes tengan la fortaleza para enfrentar las sorpresas que se prevén.

Una autopsia o examen post-mortem, es un procedimiento médico que emplea la disección, con el fin de obtener información sobre la causa, naturaleza, extensión y complicaciones de la enfermedad que sufrió en vida un sujeto. Acá hablamos entonces del proceso que se iniciará de Entrega-Recepción de los recursos asignados a los servidores públicos de la administración –del gobierno cuya fecha fatal está escrita– con el fin de obtener información sobre las decisiones que tomó cada funcionario y servidor público cuya responsabilidad era la de mantener con salud las finanzas, operación y administración de las dependencias y entidades del gobierno según el Artículo 10 de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Quintana Roo.

Con esta entrega-recepción, el equipo entrante –casi patólogos–, si encuentran todos los archivos, se podrá iniciar un diagnóstico de las causas documentales que llevaron al gobierno, al terrible estado en que se encuentra la administración estatal.

La muerte política de un gobierno tan enfermo como este, puede y debe festejarse cuando se origina de una democracia forjada por sus ciudadanos. Quintana Roo como pueblo dolido, aplastó al autoritarismo por medio de la participación. No hubo operación fraudulenta suficiente para inhibir la voluntad social de cambio. Por el contrario, el nivel de salud que goza hoy la ciudadanía quintanarroense es inigualable e histórico. Quintana Roo está por nacer.

Por ello merecemos que la próxima entrega recepción se haga con un nivel de disección muy técnico, fino y sin presión, que permita a las autoridades federales –porque las estatales hoy están tocadas por los nombramientos a modo–, tomar las determinaciones legales que se requieran para el manejo y remoción del cuerpo sin vida de un gobierno que estuvo comprometido sólo consigo mismo.

Ley de Entrega y Recepción de los Recursos Asignados a los Servidores Públicos de la Administración Pública y de los Ayuntamientos del Estado de Quintana Roo. Artículo 25.- La entrega del despacho y de los asuntos en trámite encomendados al servidor público saliente no lo exime de las responsabilidades en que hubiere incurrido en términos de ley.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital