Abbott-Falcón, otra vez

22386571 991497004324514 1348494380 n

¿Se acuerda del Grupo Falcón? El proveedor de servicios integrales de salud de Noé Ramírez y que dirige Alejandro Bolín. Supuestamente es investigado por la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) por colusión en licitaciones del IMSS, que dirige Mikel Arriola.

Alejandra Palacios y sus muchachitos llevan un año de pesquisas y es día que no resuelven nada. A Falcón lo grabaron poniéndose de acuerdo con otros cinco proveedores del Seguro Social en la repartición de territorios para un contrato de diez mil millones de pesos. A ver si algún día la Cofece nos da una noticia.

Pero mientras sucede eso, la dupla Ramírez-Bolín volvió a las andadas de la mano de, por lo visto, su principal aliado: el laboratorio Abbott, que preside aquí Carlos García. Resulta que apenas el 6 de septiembre la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) les dio palo.

Falcón y Abbott venían litigando desde mediados de 2016 el registro sanitario para un analizador clínico. El punto es que ambas compañías sorprendieron a Julio Sánchez y Tepoz y a la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), que cándidamente les duplicó el registro.

Sucede que Abbott ya tenía ese registro, el número 0503E2015 SSA, para el analizador de nombre i-STAT 1 ANALYZER, que gestionó la empresa de Cuernavaca Especialidades Científicas de Laboratorio (Eclab), a quien había seleccionado como su representante. Mikel Arriola, aún en Cofepris, dio el aval.

Sin embargo meses después, y sin previo aviso, Abbott Laboratories de Estados Unidos hizo trámites a nombre de su subsidiaria en México para otro registro, el 2199E2015 SSA, al que denominó ANALIZADOR i-STAT 1, o sea, solo invirtieron y jugaron con las palabras.

El punto es que el laboratorio estadounidense desplazó a Eclab como distribuidor y con el segundo registro colocó como su nuevo distribuidor a Falcón. Eclab demandó la nulidad del registro bajo la misma denominación distintiva, recurso que le fue concedido por la Sala Especializada en Materia Ambiental y de Regulación del Tribunal Federal de Justicia Administrativa en diciembre de 2016.

Sin embargo Abbott obtuvo un amparo para que se le diera el nuevo registro, pero no utilizando el nombre de i-STAT, toda vez que ya existe un registro sanitario a favor de Eclab. Impugnó el expediente y llegó a la sala que preside el ministro Eduardo Medina Mora que ratificó lo dicho por el tribunal.

Abbott Laboratories y Falcón intentaron señalar que el Artículo 23, Fracción I del Reglamento de Insumos para la Salud era inconstitucional. Este artículo dice que la denominación distintiva, o sea el nombre del producto, no puede ser idéntica o semejante en grado de confusión a uno ya existente.

Los quejosos prácticamente pusieron en riesgo la reglamentación existente por su afán de mantener esta duplicación de registro, pero la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que preside Luis María Aguilar, no permitió que pasaran por encima de la legislación sanitaria vigente.

En esta maniobra engañosa Abbott, y su socia Falcón, es recurrente, pues la aplicó durante el 2016 para obtener la duplicación de cuando menos otros ocho registros sanitarios, cuyo titular también es Eclab, que corresponden a los consumibles que utiliza el i-STAT 1 ANALYZER.

Asimismo, hay información de que las querellas legales para su anulación, interpuestas por Eclab, ya pasaron todas las fases intermedias de revisión por el juzgado correspondiente, por lo que en breve se debe dar el veredicto.

Al ya existir jurisprudencia, se presume que las sentencias deben ser consistentes con el ya emitido por la SCJN. A la Cofepris le volvieron a meter un gol, como el de 2013 en el que el laboratorio Zurich Pharma falsificó un registro sanitario que dio a Savi Distribuciones para participar en la compras consolidadas.

FORBES CON CEMEX

La prestigiada revista de negocios Forbes acaba de dar a conocer su ranking de las Empresas más Respetadas del Mundo 2017. Las firmas que se incluyen en este selecto grupo son consideradas por su conducta social, honestidad, confiabilidad, servicio, empleador y desempeño. Este año los tres primeros lugares son para la alemana Siemens que encabeza Joe Kaeser, la francesa Michelin que capitanea Jean-Dominique Senard y la estadounidense Alphabet, holding de Google, que comanda Sundar Pichai. Lo relevante es que la regiomontana Cemex, que preside Rogelio Zambrano, se ubicó en el lugar 106 de un total de 250 donde no figura ningún otro grupo mexicano. Cementos Mexicanos fue el único nacional reconocido por Forbes.

SEDUVI A TRIBUNA

El 31 de octubre comparece en la Asamblea Legislativa de la CDMX el Secretario de Desarrollo Urbano y Vivienda, Felipe de Jesús Gutiérrez. No la tiene fácil: trae varias papas calientes. Unas relacionadas con el terremoto del 19 de septiembre vinculadas a usos de suelo y permisos. Hay denuncias por presunto conflicto de interés y responsabilidad en edificios colapsados. La información se bajó horas después de los sismos. Pero otro asunto de interés para los 66 diputados es la Ley de Reconstrucción y Transformación de la CDMX, tema en el que, sin ser habitante de la metrópoli pues es bien sabido que el Secretario es avecinado en Chiluca, Atizapán, Estado de México, Felipe de Jesús deberá mostrar sus dotes de visionario.

Email:darioceli[email protected]com


Artículos Recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital