Antes de casarse… ¡piénselo!

antes de casarse... ¡piénselo!

Si han decidido dar el gran paso y casarse o irse a vivir juntos, sería prudente que hablaran sobre algunos aspectos que pocos consideran, y que les puede generar muchos dolores de cabeza pudiendo, incluso, forzar un rompimiento. ¿De qué hablamos?

1.-Deudas y finanzas

Deben ser muy sinceros sobre la situación económica de cada uno, antes de casarse. Si alguno mantiene una deuda, sea de lo que sea, debe sincerarse al respecto. Ocultar esta información de manera prolongada generará fuertes problemas ya que, como pasa con muchas otras cosas, no se puede mantener un secreto para siempre. Conversarlo es lo mejor para tratar de encontrar una solución entre los dos.

2.- Hijos y educación

¿Quieren tener hijos? Es importante hablar sobre el tema, y si desean ser padres, deben hablar sobre sus expectativas respecto a su educación ¿Tendría alguno que quedarse en casa para su educación? ¿Podrán mantener un trabajo a tiempo completo? ¿Pueden recibir ayuda de algún familiar? Cuando hablen sobre ello será una buena oportunidad para acordar la religión bajo la que quieren educar a sus hijos.

3.- Mudarse a otra ciudad o país

Puede ser que por trabajo o economía se enfrenten a la necesidad de cambiar de residencia. ¿Estarían dispuestos a dejar todo si alguno tuviera que tomar esa decisión? ¿Podrían hacerlo mientras no haya hijos? Quizá alguno de ustedes no quiera vivir lejos de su familia.

4.- La vejez de los padres

Tal vez no vean ese tema ‘preocupante’ ahora, pero deberían pensar en las consecuencias que tendrá el paso del tiempo en sus padres, por lo que hablar sobre cómo piensan hacerse cargo de ellos cuando sean mayores, es una buena forma de establecer prioridades en la vida. Es importante saber si tu pareja pretende que sus padres vivan con ustedes cuando sean ancianos, o si prefiere que estén en un asilo.

5.- Afrontar problemas

Inicien con el cuestionamiento: ¿cuáles han sido los períodos más difíciles de su vida y cómo lograron superarlos? Servirá para entender cómo cada uno enfrenta las dificultades y el tipo de apoyo que necesita en una situación complicada.

Hablen sobre cómo enfrentarían algunos desafíos mayores, tales como los problemas emocionales, físicos, económicos, hasta infidelidad, casos de infertilidad o problemas de salud.

6.- Prioridades en la vida

Al unirse deben asumir que habrán planes a largo  plazo, por lo que es importante que sepan desde el  inicio las prioridades de cada quien. Es importante  definir cosas básicas, como si prefieren vacacionar
anualmente, o ahorrar durante los primeros años para comprarse una casa.

Ambos deben ser  capaces de cumplir sus objetivos. Un matrimonio
exitoso puede ser una plataforma de ambiciosos proyectos, pero es un trabajo en conjunto el acomodar los tiempos y considerar los deseos del otro.

7.- Comunicación

Si llevan más de dos años, ya establecieron cómo comunicarse. Vean cómo mejorar la forma en que negocian y ceden. ¿Cómo dialogan sus padres? Quizá algo que funcionó para ellos les gustaría intentar y otras evitar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital