Bonistas de Oro Negro toman control

Bonistas de Oro Negro toman control

 

Le comentábamos apenas la semana pasada que la empresa Oro Negro solicitó el concurso mercantil con la finalidad de poder renegociar con sus acreedores, particularmente los tenedores de bonos, los cuales financiaron la compra de ocho equipos de perforación, conocidos como jack-ups.

Son alrededor de 950 millones de dólares los que esta compañía registra como deuda, preponderantemente en papel que fue adquirida por inversionistas internacionales que visualizaron un negocio de largo plazo que se empañó con la crisis petrolera. El bono vence en enero del 2019.

Esta situación se veía complicada, ya que la compañía de servicios ya había caído en defaults en el pago de intereses y buscaba desesperadamente renegociar otra disminución en las tasas y amortizaciones de capital. Incluso se buscó un cambio de deuda por capital en la empresa .

Lo que no les acabó por convencer a los bonistas es que si bien Pemex le redujo las tarifas a ésta y otras empresas perforadoras en niveles de 116 mil dólares diarios, debido a la sobre oferta en el mercado y a la disminución en actividades de perforación en nuevos proyectos, fueron otros detalles que pesaron.

Determinante en el rompimiento entre los bondholders y la empresa que capitanean Gonzalo Gil White, José Antonio Cañedo White, Carlos Williamson y Luis Ramírez Corzo, son las críticas e inconformidades que generaron sobre la operación de la empresa contratista de Pemex.

Pero sobre todo lo que no gustó nada a Maritime Finance, Jupiter y Gerevan Trading, esta última una sociedad conformada por el acaudalado petrolero noruego John Fredriksen, dueño de Seadrill, y el regiomontano David Martínez, de Fintech Advisory era lo que les seguían cobrando en comisiones.

Fue por ello que estos bonistas declinaron la propuesta y ayer anunciaron la toma del control de las acciones de las empresas de propósito específico domiciliadas en Singapur, que son las dueñas de los activos, esto las cinco plataformas, dos de las cuales están suspendidas por Pemex.

Nos referimos a Primus y Laurus que están paradas desde 2016 por instrucciones de José Antonio González Anaya y que en el mejor de los casos podrían reactivarse hasta el 2019, amén de las jack-ups Impetus, Fortius y Decus, que el mes próximo sus rentas diarias serán ajustadas a la baja.

Los contratos de Pemex están firmados con la empresa mexicana de Gil y Cañedo, sobre la cual los tenedores internacionales de la deuda no tienen control, por lo que no se sabe a ciencia cierta qué va a pasar. Lo que sí es seguro es otra gran controversia en ciernes para los mexicanos.

¿Se acuerda que se pelearon hace aproximadamente tres años con los fondos Ares de Estados Unidos y Temasek del mismo Singapur? El conflicto tuvo que ver aquella vez con la posesión de las acciones y el managment cuestionado de Gil. Pues otro pleito con extranjeros en puerta.

Por si lo anterior no fuera suficiente, a pesar de que solicitaron el concurso mercantil hace casi ya un par de semanas, éste no ha sido admitido por el juez concursal. Hay dudas de que estén en el supuesto que marca la ley, por lo que el juzgador ya solicitó a Oro Negro más información financiera.

Hay indicios de que la compañía se está aprovechando de la legislación de Concursos Mercantiles para ir contra los intereses de los acreedores e incluso de Pemex. Focos rojos para el Ifecom, de María Elena Sandoval, para que fortalezca su labor de supervisión.

ICA CON CONSENSO

Un sector afectado tras los sismos del 7, y particularmente el 19 de septiembre, fue el judicial. Muchos juzgados apenas están volviendo a la normalidad retomando sus expedientes. Le decía que el conciliador de ICA, Thomas Heather, ingresaría la lista preliminar de acreedores esta semana. Ya no fue posible pero delo por hecho para la siguiente. Son entre 80 y cien acreditados para el caso de las cuatro subsidiarias, esto es Constructoras ICA (Cicasa), Controladora de Operadora de Infraestructura (Conoinsa), Controladora de Empresas de Vivienda (Conevisa) e ICA Tenedora (Icaten), de las que tan solo en esta última se habla de 30 acreedores. La lista llevará el consenso de la mayoría de los prestamistas de la constructora que dirige Guadalupe Phillips en cuanto a montos a reestructurar.

LLEGA CHICO PARDO

Tras cuatro años de presidir el Consejo Estratégico Franco-Mexicano, Jorge G. Castañeda prepara su retiro y ya se perfila para sucederlo Fernando Chico, el financiero y accionista principal de Asur. El organismo fue creado por los presidentes Enrique Peña y Francois Hollande para reestablecer las relaciones y reparar los desencuentros de sus antecesores, Nicolas Sarkozy y Felipe Calderón, por el caso de la secuestradora Florence Cassez. En el consejo participan Emilio Azcárraga Jean, Eduardo Tricio, Miguel Alemán Velasco, Armando Garza Sada, Juan Gallardo Thurlow y la actriz Salma Hayek. La relación con el gobierno de Emmanuel Macron promete ser mucho mejor.

 

Email:[email protected]


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital