Búnkeres ciudadanos

Búnkeres ciudadanos

Anteriormente los búnkeres eran asociados bajo el argot militar como una estructura de carácter impenetrable o una construcción de hierro para protegerse contra la guerra. A través del tiempo se sustituyó mucho ese lenguaje como parte de la terminología política. Se mejoraron las estructuras del poder en torno a las negociaciones y no exclusivamente al despliegue de fuerzas armadas.

En la actualidad se escucha el término de búnker cuando se habla de campañas políticas. Ese lugar “secreto” en donde se reúne el candidato con los mejores especialistas para el manejo de crisis, generación de estrategia, definición del discurso, entre otros.

Estos búnkeres que eran aparentemente exclusivos de una élite -conspiradora o no- en donde se hacia la toma de decisiones alejada de los ciudadanos, como un ente secreto que operaba dentro o fuera de la estructura del poder, hoy se ha abierto.

Al sol de hoy, gracias a la tecnología, estos búnkeres de información constante en donde se gestan ideas, proyectos, crítica, participación ciudadana, se encuentra en whatsapp. Sí, como lo leyó. Es desde ese aparatito que guardamos en nuestro bolsillo del pantalón en donde la revolución ciudadana hoy tiene lugar.

Un sin fin de asociaciones civiles, políticas, de padres de familia, de cámaras empresariales, de maestros, defensores de derechos, periodistas, medios de comunicación, hoy ocupan un lugar de liderazgo en los famosos chats creados como grupos de whatsapp.

Más allá de los memes y los “fake news” que circulan por millones en un día entre una multitud de usuarios, los alcances que se pueden lograr como herramienta ciudadana con la tecnología de la información son enormes. Hoy whatssapp tiene varios usos innovadores alrededor del mundo.

Claros ejemplos de esto se han dado en la India:

-En el distrito de Patalia en el estado de Punyab, la policía local creó el grupo de whatsapp llamado “Friends Cop”, para que mujeres estudiantes puedan realizar sesiones interactivas de preguntas y respuestas en tiempo real con los oficiales, así como meter denuncias cuando crean que su seguridad se encuentra en riesgo.

-El año pasado en Delhi se abrió un grupo para recibir quejas de tránsito y vialidad en la ciudad, con lo que se han realizado más de 7,500 acciones preventivas y correctivas en torno a las casi 85 mil solicitudes recibidas a través de mensajes y fotos enviadas por la ciudadanía.

-En Malappuram, una ciudad en el estado de Kerala, se emiten quejas ciudadanas a través de whatsapp si se encuentran actos de corrupción en donde se pueden enviar videos, fotografías y quejas en torno a servidores públicos que realicen actos de corrupción.

La realidad es que muchas de estas acciones ya se realizan también en México de forma ciudadana, aunque no necesariamente en coordinación con las instancias gubernamentales. Quizá en parte mucho se debe a la poca confianza que aún se tiene hacia las autoridades e instituciones, pues revelar nuestra información o denunciar, nos hace vulnerables a un sistema que creemos que se ha corrompido hasta las entrañas.

El beneficio de que los ciudadanos podamos nuevamente confiar en el actuar en conjunto entre sociedad y gobierno sería enorme, podríamos ser partícipes de brindar información para el análisis oportuno, generando no solamente prevención, si no también denuncias para dar seguimiento a hechos delictivos, actos de corrupción, etc.

Pasar de la queja a la acción depende de nosotros, así como de encontrar la forma de usar las herramientas disponibles en una forma innovadora.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital