Cae Cofemer frente a Consar

cae cofemer frente a consar

Al presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), Carlos Ramírez, le vale “gorro” lo que la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) dictamine en materia del uso de los dineros de los trabajadores.

El presidente de la Consar sigue empujando con éxito su regulación que institucionaliza las prácticas monopólicas de las afores Siglo XXI que dirige Juan Manuel Valle, Profuturo de Alberto Bailleres, Sura que comanda Enrique Solórzano y Principal que conduce José Antonio Llaneza.

Ahora logró darle la vuelta a la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer), instancia que le avaló en un proceso ‘fast track’ plagado de opacidad su proyecto de Nueva Circular Única Operativa con la que, según él, se buscan evitar los traspasos indebidos entre administradoras privadas de pensiones.

Sin embargo, el mismo funcionario ha expresado que los traspasos indebidos ya no son problema, representando sólo el 0.02% en 2016. Sin un problema que resolver, esto es los traspasos indebido, esta regulación no tiene razón de ser, excepto para seguir beneficiando al llamado “cártel de las afores”.

La realidad es que el planteamiento de regulación que Ramírez envió a la comisión que encabeza Mario Emilio Gutiérrez mantiene y reafirma las barreras al derecho de traspaso de los trabajadores en perjuicio a sus ahorros y en beneficio Siglo XXI Banorte, Profuturo, Sura y Principal.

Ahora la Consar echó mano de instrumentos regulatorios para continuar institucionalizando las malas prácticas de esas cuatro afores que fueron castigadas por el ente antimonopolios que preside Alejandra Palacios por ponerse de acuerdo en retener las cuentas y dineros de miles de trabajadores.

La Cofemer cayó redondita en la trampa de la Consar que mañosamente sigue sobrerregulando el mercado en perjuicio de la competencia, la estabilidad y el fortalecimiento del Sistema de Ahorro para el Retiro. Y es que la primera consiguió evadir el análisis profundo de la segunda.

Si no lo cree juzgue usted: La Consar presentó su proyecto final el 19 de junio y un día después, el 20 de junio, la Cofemer publicó su Dictamen Total, avalando la regulación monopólica de la Consar. En esas 24 horas fue imposible que la Cofece conociera su contenido y emitiera una opinión.

El asunto no es para nada menor, porque Palacios y sus comisionados venían de desahogar una investigación que duró poco más de dos años y en la que se impusieron multas por unos mil cien millones de pesos a esas cuatro afores así como a 11 directivos de las mismas.

Asimismo, en el proceso de la Consar-Cofemer tampoco se dio un plazo razonable a terceros particulares afectados ni al resto de las afores que componen el sistema para emitir observaciones. Es más: se desatendieron solicitudes de los afectados y no se le preguntó a expertos en la materia.

Fue hasta el 26 de junio que dicho dictamen fue puesto a disposición del público. Con esos precedentes ¿no cree que se sigue manipulando el sistema para sobrerregular en beneficio de las cártel afores dominantes que con sus prácticas monopólicas tienen cautivo a los trabajadores y sus ahorros?

Qué paradójico es el asunto: la Manifestación de Impacto Regulatorio que la Cofemer está dando a la Consar por su circular, evita privilegios regulatorios en beneficio de unos cuantos, transparenta decisiones del gobierno con la participación de los afectados e impide regulaciones que distorsionen los mercados.

Es una burla. ¿Será que Ramírez engañó a Gutiérrez? ¿Quién le da manga ancha al presidente de la Consar? Con el de la semana pasada suman ya seis los exhortos promovidos desde el Congreso para llamarlo a cuentas para que informe las prácticas monopólicas detectadas por la Cofece.

Y por supuesto para que explique la sobrerregulación vigente que afecta gravemente al sector financiero y al patrimonio de millones de ahorradores y sus familias.

SUVEN PERFILA

Hoy lunes se va dar el fallo de la licitación IA-009J9E001-EXXX-2017 en la que el Servicio Postal Mexicano, que dirige Elena Tanus Meouchi, contratará al proveedor para la dispersión de vales vía monederos electrónicos. Hablamos de 16 mil 400 tarjetas y un contrato arriba los 213 millones de pesos. Compiten Sodexo, OPAM, Toka, Edenred y Suven. Justo esta última ha levantado la sospecha, pues se trata de una empresa con sede en Jalisco que apenas en mayo pasado fue autorizada como valera, al punto de que aún se desconoce su experiencia y solvencia económica para llegar a este mercado. Suven, propiedad de Oralia Méndez García, posiblemente opera con irregularidad, ya que en ocasiones hasta a las grandes empresas se les complica temas como las fianzas, estados financieros y la documentación para participar en procesos públicos. Actualmente un juez federal revisa la autorización de su permiso. Las 25 valeras avaladas por el SAT esperan que además de analizarse a detalle, se cumpla con los procesos de licitación que se avecinan, sean federales, estatales o municipales, ya que de entrada Suven sorprendió con varias adjudicaciones directas en su haber. Se dice que bonifica bien.

 

Email: [email protected]


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital