Cancún ordena suspender construcción de hotel en Playa Delfines

cancún ordena suspender construcción de hotel en playa delfines

Por Adriana Varillas/El Universal

El gobierno municipal de Cancún ordenó la suspensión provisional de los trabajos para la construcción del hotel Grand Solaris, a un costado de Playa Delfines, la última ventana que la población y los vacacionistas posee para ver hacia el mar, en la zona turística.

La decisión obedece al recurso de revisión presentado el 27 de noviembre pasado por los regidores Antonio Meckler Aguilera y Roger Sánchez Nanguse, en contra de diversas autorizaciones expedidas por la Secretaría de Ecología y Desarrollo Urbano del ayuntamiento de Benito Juárez, a favor de “Villas Solaris”, para la construcción de un hotel de 450 cuartos, con 16 niveles, una planta baja y dos sótanos, en un predio costero de 18 mil 844 cuadrados.

Entre ellas, se cita la licencia de construcción 72296, con folio 1650, expedida el 19 de junio pasado; la constancia de uso del suelo SMEYDU/ DUDU/ DPU/ CUS/ 0019/ 2017, fechada el 11 de enero de este año, que sirvió como base para expedir la licencia de construcción.

El par de concejales incluyó en el recurso, con número MBJ-RR0170/ 2017, la probable omisión de la Dirección de Catastro para dejar sin efecto el oficio DCM/ 411, del 3 de febrero de 2005, en que se protocolizó la aprobación del Cabildo, presuntamente ilegal –en 2004- para fusionar tres predios con distintos usos de suelo, que conformaron posteriormente el Lote 52-01 de 18 mil 844 metros cuadrados en donde se pretende construir el centro de hospedaje.

En conferencia de prensa, la síndico, Mirna Karina Martínez Jara, anunció que el 28 de noviembre se admitió el recurso de revisión y se determinó declarar la suspensión provisional de la obra, en tanto se resuelve sobre la legitimidad y legalidad de procesos y permisos.

“Para despejar dudas, tomamos la determinación de atender una solicitud de suspensión de los efectos de la licencia de construcción, con el objeto de que se revise el estado del proyecto citado”, indicó.

La funcionaria aclaró que la suspensión de las obras de construcción, no implican la clausura del proyecto que, de encontrarse apegado a Derecho, continuará.

Una consulta al acuerdo de admisión del recurso presentado, hecha por EL UNIVERSAL, permite saber que se fijaron cinco días para que el secretario de Ecología y Desarrollo Urbano, el director general de Desarrollo Urbano, la directora de Ecología, el director de Catastro y Villas Solaris, presenten pruebas que acrediten sus actos de autoridad y, en el caso de los promoventes, los permisos que poseen.

La audiencia para el desahogo de pruebas se fechó para el 13 de diciembre próximo.

La suspensión de los efectos de la licencia de construcción, abarcan el freno de la remoción de vegetación, triturados vegetales, tierra o cualquier material orgánico –incluyendo flora y fauna- en el predio, así como obras de relleno con material pétreo y toda obra vinculada con la construcción del hotel.

La posible construcción del hotel Grand Solaris Cancun ha encendido el ánimo de ciudadanos de esta ciudad, quienes se oponen a la obra, pues perjudicará el paisaje de la última ventana al mar que resta a la zona turística de este centro vacacional.

Para la delimitación del terreno, fruto de la fusión de un trío de lotes aprobada por el gobierno municipal, en 2004, las estructuras metálicas colocadas quedaron justo en donde se ubica un corral de nidos de tortugas marinas. Muchas de ellas murieron.

El alcalde Remberto Estrada atribuyó la muerte de los quelonios a “causas naturales” y defendió, junto con funcionarios a su cargo, las autorizaciones expedidas a favor de “Villas Solaris”.

Sin embargo, para emitir los permisos correspondientes el ayuntamiento incurrió en varias probables irregularidades, entre ellas, la fusión misma de los tres lotes, el cálculo de las densidades, la aplicación de parámetros urbanos de un Programa de Desarrollo Urbano, en su versión 2005, que no está vigente desde 2014, y el instrumento urbano actual, a favor del desarrollador.

Además, expidió la licencia de construcción sin que el promovente hubiese obtenido previamente la constancia de compatibilidad urbanística expedida por el gobierno estatal y la autorización de impacto ambiental emitida por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), ésta última obtenida en julio pasado.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital