CARTA A LOS DIPUTADOS DE QUINTANA ROO

congreso de qroo

Diputados de la XIV Legislatura de Quintana Roo:

Hoy, martes 12 de julio de 2016, miles de quintanarroenses les exigimos que sesionen de manera urgente –donde deben hacerlo– y reviertan las recientes reformas constitucionales y las reformas a diversas leyes, además de los nombramientos a modo que hicieron de manera irresponsable.

Sepan que ni en el mediano ni el largo plazo, aceptaremos que señalen que las reformas para blindar la impunidad “sí eran ilegales, pero que ustedes no tenían otra opción”, que “no querían firmar pero los obligaron o los amenazaron” o que “era difícil ir en contra de esa orden”.

No diputados, este es el momento de responder a los quintanarroenses o su futuro será incierto. Es hoy y no después. Hoy tienen enfrente la oportunidad de denunciar cualquier presión o beneficio que se les haya otorgado a cambio de sendas aprobaciones.

El Poder Legislativo tiene un mandato constitucional, cuenta con autonomía plena y un poder amplísimo para impedir que otro poder lo controle. PUEDEN DENUNCIAR, hoy que tienen poder, fuero y si les queda, calidad moral.

Sería imposible transcribir aquí tantos preceptos de la Constitución Federal y de las Leyes que se violaron en las aprobaciones recientes en Quintana Roo, producto éstas, del terror de quienes diseñaron esta impúdica sarta de ilegalidades y de la gran irresponsabilidad de la legislatura que ustedes representan. Sin embargo voy a transcribir algunos artículos, digamos básicos de la Constitución Política del Estado, para que estén seguros Diputados, de que habiendo voluntad y consenso de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, del Senado de la República, de la PGR, de la Auditoría Superior de la Federación y de la Presidencia de la República, esta normativa del Derecho Positivo Mexicano nos dará la razón y el futuro para ustedes no sería tan prometedor y ya no podrán revertirlo sin consecuencias directas.

La Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Quintana Roo, dice en el Artículo 49 que “El Supremo Poder del Estado se divide para su ejercicio en Legislativo, Ejecutivo y Judicial”, resalto de nuevo que, SE DIVIDE, porque requiere un equilibrio que no es negociable ni transferible y es fundamental. Los dos artículos que le siguen lo aclaran perfectamente.

Artículo 50.- “La colaboración de poderes, a través del ejercicio de las atribuciones otorgadas por esta Constitución a cada uno de ellos, es fundamento del equilibrio del poder público.” Dice “cada uno de ellos” es la base, el fundamento, el contrapeso. Y el Artículo 51 establece que “No podrán reunirse dos o más de estos poderes en una persona o corporación ni depositarse el Legislativo en un solo individuo”. ¿Se dan cuenta que dejaron el poder en una sola persona y ustedes como Congreso violentaron la ley por actuar bajo una orden y por omisión de equilibrar el poder mediante la correcta autonomía de la legislatura?

Y hasta aquí voy a detenerme en análisis de la normativa. Aunque existen muchos preceptos constitucionales, legales, jurisprudencia, criterios de la Corte, análisis, doctrina etc. tendrán que calcular ustedes diputados, su audaz decisión:

Dejarlo así, apostando a la suerte, esperando que no cambie el curso legal de su hazaña, amenazada ya por las Acciones de Inconstitucionalidad promovidas ayer por la Presidencia de La República, o sesionar urgentemente y revertir senda aberración legislativa para dejar que se haga justica a quien corresponda y devolver a Quintana Roo un Congreso HONORABLE y no éste de gas lacrimógeno que sesiona en hoteles.

El pueblo se los demanda.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital