Cofece paso de tortuga en el IMSS y viene ahora ISSSTE

Cofece paso de tortuga en el IMSS y viene ahora ISSSTE

 

Este viernes, más o menos, se cumplen los primeros 365 días hábiles de la investigación de la Comisión Federal de Competencia Económica para determinar la posible realización de prácticas monopólicas absolutas en el mercado de servicios integrales de estudios de laboratorio y banco de sangre.

Tal vez ya ni se acuerde, pero fue a resultas de una denuncia que el IMSS interpuso ante la instancia que preside Alejandra Palacios y la PGR, que comanda Raúl Cervantes. El 13 de abril el organismo de Mikel Arriola promovió la demanda y al otro día se vio obligado a adjudicar los contratos a los acusados.

Previamente se hizo pública una conversación en la que directivos de Grupo Falcón, de Noé Ramírez y administrada por Alejandro Bolin, se estaban repartiendo las áreas en que el Seguro Social había dividido la licitación, valorada en la friolera de diez mil 500 millones de pesos.

En la grabación se escucha a directivos de Impromed de Fernando Chaín, DICIPA de Francisco Pallach, Hemocer de Ignacio Higadera y Centrum de Valentín Campos, además obviamente de Falcón, poniéndose de acuerdo en las propuestas y coberturas por las que pujarían en estos servicios fundamentales.

El punto es que ya se está cumpliendo el año y la Autoridad Investigadora, que ahora lleva Sergio López Rodríguez, no ve para cuándo terminar su indagatoria para proceder con las denuncias. No se entiende porqué tanta tardanza en un caso que desde el primer momento se comprobó su flagrancia.

Los sabuesos de Palacios tienen todavía 115 días hábiles para agotar el plazo legal más extenso. La ley dice que la Cofece tiene entre 30 y 120 días hábiles contados a partir del 1 de abril del año pasado, cuando inició su pesquisa. Ese plazo puede ser ampliado por el mismo periodo hasta cuatro ocasiones.

Asumiendo que se lo tomen todo, el órgano regulador tendría que estar rindiendo cuentas de este expediente en la primera o segunda semana de febrero próximo. Al paso que va, no lo descarte. Y es que la investigación se amplió ya a los proveedores de estas cinco empresas contratistas del IMSS.

La extensión de la Cofece involucra ahora a cuatro grandes laboratorios internacionales que proveen suministros y equipamiento para laboratorios clínicos y bancos de sangre. Los más expuestos son Abbot que encabeza Carlos García y en menor medida IL Diagnostics que maneja Francisco Orozco.

Ambas compañías licitaron junto con Grupo Falcón, el gran ganador de la pasada licitación de estos servicios. Sin sus cartas de apoyo y asesoría en la elaboración de las ofertas no hubiera ganado. Otro en capilla es Roché, que capitanea Andrés Bruzual, que hizo lo propio con Impromed.

Ambas firmas, Falcón e Impromed, se terminaron coludiendo y acaparando la mayor parte del contrato. DICIPA fue con Beckman COULTER, que conduce André Santos, otro investigado, al igual que la alemana Siemens, que encabeza Louis Goeser, que tenía cartas también para Falcón.

Por eso se alargó la investigación de la Cofece, que esperemos acaba algún día. Y es que ahora viene la licitación de estos mismos servicios integrales en el ISSSTE, que dirige José Reyes Baeza, por montos igualmente relevantes, lo que ya prendió los focos rojos a más de uno.

LA LISTA DE ICA

Descarte a Banorte de Carlos Hank González, Inbursa de Carlos Slim y Santander que dirige Héctor Grisi como acreedores de ICA. Le aclaro que no tienen créditos comprometidos en ninguna de las empresas que solicitaron el concurso mercantil. Los que sí son BBVA-Bancomer que preside Luis Robles Miaja, Bancomext que lleva Francisco González, la Sociedad Hipotecaria Federal que comanda Alberto Cano Velez, Credit Suisse que dirige Jorge Villarreal, Novo Banco que conduce Antonio Manuel Palma y Caterpillar Sofom que preside Doug Oberhelman. A nivel de proveedores le decía de Cemex que dirige Fernando González y Tamsa que lleva Sergio de la Maza, pero agregue también a HP, la firma de tecnología al mando de Carlos Cortés, y las también tecnológicas Accenture, de Luis Ferezin, y SAP que capitanea Rafael Sánchez Loza. La deuda bancaria ronda los mil millones de pesos y la de proveedores está en dos tramos: unos 168 millones de pesos directos y otros 978 millones por garantías de la holding.

ISOLUX TAMBIÉN

Donde Santander, que preside Marcos Martínez, sí está muy presente es en la firma desarrolladora de infraestructura Isolux, que aquí lleva Roberto López, y de la que es importante acreedor. La empresa española está en concurso de acreedores desde julio pasado con la finalidad de reestructurar sus pasivos que rondan los mil 200 millones de euros. En México, hasta donde se sabe, no hay la intención de solicitar el concurso mercantil, pero sí se trabaja con instancias importantes para mantener el negocio en marcha y evitar a toda costa la afectación de proyectos relevantes. Apunte preponderantemente a la SCT, de Gerardo Ruiz Esparza, por la participación que los hispanos tienen en la construcción del Tren de la CDMX a Toluca, y con la CFE que dirige Jaime Hernández por el tendido de líneas de transmisión y subestaciones. Alvarez & Marsal, vía Fernando Guada, es el principal asesor de la reestructura financiera.

Email:[email protected]


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital