Compartirán códice de la cultura náhuatl

compartirán códice de la cultura náhuatl2

La Biblioteca del Congreso de Estados Unidos ha adquirido un códice sobre la cultura náhuatl el cual comenzó a compartir de forma digital a partir del pasado martes 

Tal como menciona el portal La Jornada, uno de los pocos códices de la cultura náhuatl, que fue elaborado en el siglo XVI, ha sido recientemente adquirido por la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos y afortunadamente ya se puede conocer y accesar a él digitalmente a partir del martes pasado.

El ‘Código Quetzalecatzin’, es considerado como una rareza entre los códices debido a los detalles que ofrece, fue incorporado al acervo de la Biblioteca, tras haberse encontrado por cientos de años en manos privadas.

compartirán códice de la cultura náhuatl

La Biblioteca señaló que este documento es una importante adición a los primeros documentos que fueron adquiridos por la Biblioteca, los cuales son considerados tesoros y entre ellos encontramos el ‘Mapa de tierras de Oztoticpac’ y el ‘Código de Huexotzinco’.

El manuscrito data de 1593, la cual fue una época en la que como parte de una investigación de la casa real española acerca de los recursos humanos y comunitarios en las colonias de américa se producían muchas historias cartográficas. El curador de la Biblioteca del Congreso, John Hessler, explicó que este códice está relacionado con la extensión de la propiedad de la tierra y las propiedades de una línea familiar conocida como ‘de León’, cuyos miembros se encuentran retratados en el manuscrito.

compartirán códice de la cultura náhuatl2

Este manuscrito forma parte de un grupo de mayor tamaño de documentos pictográficos que son conocidos como ‘Grupo Pinome’ y que provienen del norte de Oaxaca y el sur de Puebla. Dicho grupo de códices incluye el ‘Lienzo de Tecamachalco’, los ‘Códices de Cuevas’ y el códice fragmentado, los cuales conjuntamente muestran el alcance, la historia de la región y las personas.

El códice fue conseguido de las colecciones en Francia de Charles Ratton y Guy Ladriere, y entre aquellos anteriores propietarios se encuentra el millonario William Randolph Hurst, quien de igual forma fue el dueño de la biblia del presidente Thomas Jefferson.

 


Artículos Recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital