Congreso; débil impunidad

congreso

Un órgano autónomo que atiende las órdenes de un poder distinto al suyo, quebranta su integridad. Pero si además permite que las consecuencias de su acatamiento cubran de impunidad la actuación del otro, entonces estamos frente a un tipo de impunidad agraviada, dolosa y colectiva que debe ser juzgada con especial cuidado y técnica.

La Constitución de Quintana Roo establece en su Artículo 49 que el Supremo Poder del Estado se divide –d i v i d e– para su ejercicio en Legislativo, Ejecutivo y Judicial. Y dice la fracción I que el sufragio –v o t o– constituye la expresión soberana de la voluntad popular. Subrayo  soberana  y aunque múltiples tratadistas difieren sobre la exactitud del significado, su origen etimológico proviene del latín y se conforma por las raíces super y omnia, que significa “sobre todo” y de acuerdo a la traducción, es el poder que está sobre los otros poderes y que no admite poder superior a él. Cierro la cita. Ninguno de los tres poderes puede estar sobre otro. Entonces ¿Qué o a quién representa la vergonzosa reforma y nombramientos aprobados recientemente en este Estado?

La división de poderes fue violentada flagrantemente por el Poder Legislativo al convertirse en órgano subordinado del ignominioso poder Ejecutivo y este a su vez castigó a la noble voluntad popular por no favorecerles en las urnas, dejando a la soberanía el papel más humillante de su historia.

Lo que unos descuidados diputados, de la XIV legislatura de Quintana Roo, aprobaron sin comprender los alcances jurídicos y el descomunal ridículo de su comportamiento, no debe preocuparnos. No los adjetiven prematuramente. El nivel con el que actuaron es débil y no vulnera el mando que tendrá un Poder Ejecutivo electo por su pueblo el 5 de junio. La Constitución y las Leyes otorgan un poder superior para quien lo usa a favor de sus gobernados y no a favor de uno solo, por eso es necesaria la templanza en política y gobierno.

Si es paciente querido lector, muy pronto verá materializado lo que ya está escrito en la historia de Quintana Roo, la caída de un corrupto sistema de ignominia y excesos, que ha sido sentenciado en la pasada elección y tiene término en septiembre. No inquiera sobre el autor intelectual, mire al frente y siga con entusiasmo. La soberanía que representan los poderes genuinos y libres, tendrán que llevar ante la justicia a quien haya desobedecido los mandatos constitucionales.

Decía el maestro Sun Tzu que “Un adversario débil y herido, peleará hasta la muerte, por eso, es necesario dejarle una salida”. Y Concepción Arenal decía que “Un hombre aislado se siente débil, y lo es”, y Honoré de Balzac también expresaba que “En la venganza el más débil es siempre más feroz”.

Se está reconstruyendo Quintana Roo querido lector. El progreso golpeó la puerta el 5 de junio y no hay tiempo para alimentar la ira de quien ha perdido la cordura, deje que se vayan, confíe. Los ciudadanos hoy tienen todo por delante. Hacer mejor la participación en política, construir con mejores opiniones, con nuevos periodistas, con voces frescas y con verdades completas y sobre todo con nuevos políticos, a quienes se les entregó un nuevo mandato.


Comments

  1. ¿QUE OPINAS? DI LO QUE CREES. GRACIAS POR TUS COMENTARIOS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital