Connect crece rápidamente

dario plantilla

Con la salida de los Embraer 145 de Connect quedan alrededor de 100 pilotos que por el momento no tienen cómo volar. No es posible que se integren a la flota actual porque no hay disponibles aviones de las series 170 y 190. Estos pilotos son los que más volaban y mantener esa actividad no será fácil.

Tampoco se pueden ir a volar a Aeroméxico porque los arreglos de los contratos intercompañías no lo permiten. El tema es que en el futuro sí van a necesitar a esos pilotos, pero por lo pronto tendrán que cobrar sin trabajar o adiestrarse mientras llegan el resto de los aviones de la flota, pero eso supone que el resto de los pilotos que vuelan ya las series 170 y 190 tendrían que volar menos para permitir que sus compañeros compartieran las horas de vuelo de la flota existente.

Pero esto no lo quieren los pilotos del 170 y 190 porque volarían menos con lo cual tendrían menos viáticos y ganarían menos. Esto es un lío para empresa y sindicato. No es rentable deshacerse de estos pilotos calificados pero los programas de adiestramiento son caros y no es posible hacerlo ni más rápido y si dejan de volar es pagarles sin hacer nada, lo cual no es costeable.

Además, hay otros factores: falta de horas de simulador, no hay asesores suficientes disponibles, el contrato no permite que asesores externos les den clases en el simulador. O sea, hay muchos problemas con el contrato colectivo para hacerlo más flexible.

Frente a la inversión de Delta, muchos querrán que Aeroméxico (la troncal) y Connect (la alimentadora o doméstica) se fusionaran, porque Connect está limitada para crecer (en el propio contrato colectivo de ASPA) porque hacerla crecer significaba que algún día podría ser sustituida la troncal que es más cara de operar.

Esto fue lo que pasó entre Mexicana y Click. La segunda estaba creciendo a costa de Mexicana, por eso se puso ese candado en el contrato de Connect.

VA ATLACOMULCO

Otra licitación en puerta que tiene el IMSS es la construcción del hospital general de Atlacomulco, de 144 camas y una inversión cercana a los 700 millones de pesos. El organismo que dirige Mikel Arriola recibió 12 ofertas, mismas que evaluará a partir de hoy. El fallo está previsto para el 29 de agosto. Entre los interesados apunte a la española Acciona, que comanda Guillermo Jiménez; Prodemex, de Antonio Boullosa; Dycusa, de Rodrigo Balli; Advance Builders, que encabeza el ex ICA, Bernardo Quintana Kawage; Eppcor, la del socavón, de Juan Diego Gutiérrez Cortina, y Alvarga Construcciones, que nos dicen empuja Jesús Murillo Ortega, hijo del ex procurador general de la república, entre otros tiradores.

IFECOM SE IMPONE

Pues nada, Banorte no logró designar a José Luis Yescas como síndico de la quiebra del fideicomiso de la Torre Lago 1 de Lomas de Santa Fe. El banco de Carlos Hank González buscó hasta el último momento dejar ahí al colaborador de Miguel Arroyo, que hace meses dejó el puesto. La directora del Ifecom, María Esther Sandoval, nombró a Alfonso Ascencio, que apenas a finales de julio fue ratificado por el Juzgado 11 de Distrito. El jurídico del banco, Héctor Avila, lo ha bloqueado, situación que mantiene en la incertidumbre a unos 49 condóminos que no han podido escriturar. Apunte nombres como Ricardo Pérez Teuffer, Angel Losada, Salvador Alva, Alfonso Pérez Lizáur, Roberto Soto y Oscar Espinosa Villarreal.

ENTRA PRODINAL

Otra empresa que desafortunadamente entró a concurso mercantil es Prodinal (Productos Innovadores Alimenticios). El expediente lo lleva el Juzgado Sexto de Distrito de la CDMX. La compañía arrastra un pasivo cercano a los mil 500 millones de pesos, que no es poca cosa. Entre los principales acreedores que litigan apunte al BBVA-Bancomer, que dirige Eduardo Osuna, Actinver de Héctor Madero y Unifin que comanda Luis Barroso. El grupo, que preside Arturo Grande, posee tecnología de punta para la refrigeración, congelación y esterilización de comida. Es dueña de marcas de renombre como Napoletta, Di Pranzo, Vigilio´s, Practic Meal, Tashi y Casa Romantella. Tómelo en cuenta.

GINGROUP LLAMA

Se estima que en el país hay cerca de 4 millones de unidades productivas, de las que 3.9 millones son micro, lo que representa 97.6%. El resto se divide entre pequeñas (2% y medianas empresas (0.4%). GINgroup, de Raúl Beyruti, les hizo un llamado para que la base de la pirámide considere la opción de utilizar los servicios de administración integral de capital humano con el que trabajan, ya que puede ser una alternativa para potenciar su desarrollo al dedicarse por completo a la generación de bienes y servicios para los que han sido creadas. Este grupo posee una experiencia mayor a 30 años en este rubro.

 

Email:[email protected]


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital