Coraje a contracorriente

Coraje a contracorriente

El 3 de agosto se cumplieron 32 años de la hazaña realizada por Jackie Navarrete que la convirtió en la primera persona en cruzar el canal de Cozumel, con sólo 15 años. No conforme, a los 22 nadó 80 kilómetros, ésta vez de Cozumel a Cancún, logro que el 7 de agosto cumple 25 años

Nacida en la ciudad de México, y de padres hoteleros, Jackie siempre fue una apasionada de los deportes, actividad que le ha whatsapp image 2017 08 05 at 5.56.30 pmbrindado varios triunfos en atletismo y salto de altura, en los diferentes estados de la República Mexicana en donde le ha tocado vivir.

Pero no fue sino hasta que su familia se mudó a Cozumel, donde descubrió una vertiente más en su inquieta y disciplinada forma de vida, la natación.

En aquel entonces, Damián Pizá, primer mexicano en cruzar a nado el Canal de la Mancha, se encontraba dando clases de natación en el hotel en el que vivía con sus padres. “Estaba por cumplir 14 años. Me invitó a tomar clases con él y acepté. Él siempre quiso entrenar a alguien para que cruzara de Akumal hacia Cozumel, pues es muy parecido al Canal de la Mancha, y buscaba al candidato idóneo entre sus alumnos. Por eso, cuando comencé las clases, me dijo que tenía potencial para lograrlo”.

Escalada

“Recuerdo que la primera competencia de nado en la que participé, previo al cruce, fue en un evento organizado por el Día de la Marina. Tenía que nadar 700 metros y quedé en tercer lugar, de tres que participamos. El orgullo me hizo no recoger mi trofeo. Damián me lo llevó a casa y me dijo que era mío y que vislumbraba en mí a una estrella. Eso fue lo que hizo la diferencia. Su manera de hablarme, de hacerme ver a mí misma. Luego de dos años hice mi primera travesía”.

El gran díaprimera travesia

Reconoce que tenía muchas ganas de que pronto terminara todo. Tenía miedo al fracaso, porque se convirtió en un reto ante algunas voces que decían que no lo lograría. “Pocos días antes de competir, durante mi entrenamiento matutino, empiezo a sentir en mi brazo como si tuviera cables de alta tensión dándome descargas. No te puedes imaginar el dolor; el más espantoso que he vivido en mi vida. Se me pegó una fragata portuguesa (agua mala). Salí como pude y fui hospitalizada”.

Lejos de alejarla de su objetivo, esa experiencia le impulsó a proseguir en su propio compromiso y así, el 3 de agosto de 1985, Jackie nadó 46 kilómetros en 12 horas, 24 minutos y 40 segundos. Fue recibida por isleños, barcos, familiares y amigos con música y porras por la gran proeza de la que acababan de ser testigos. primera2

La vida siguió, pero nunca desistió en lograr uno de sus sueños, cruzar a nado de Cozumel a Cancún. El reto era mayor, pues tenía que realizar su entrenamiento sola, pues su régimen era exhaustivo, físico y mental, al tratarse ahora de 80 kilómetros. “Damián me dijo que, prepararme para un nado de 80 kilómetros, era un reto muy grande. ‘Vas a vivir sólo para eso, pero lo más importante es la forma en que te vas a hablar todos los días. Es la única forma en que lo vas a lograr’”. El 7 de agosto de 1992, lo materializa.segundo

“La diferencia fue mi edad, la madurez, saber lo que quería y el compromiso. Me entrené sola. El pararme todos los días y hacer un acondicionamiento físico de nueve horas, no fue fácil. Al compromiso no le importa si estás cansado; si tienes ganas; sólo ve y haz lo que dijiste que ibas a hacer”.

Su vida, un constante entrenamiento

Desde muy pequeña, y por su amor al deporte, ha llevado una vida de disciplina fuerte, de sacrificio constante y de pronta madurez. Sabe que todo sueño lleva consigo un esfuerzo y que es lo que llena de satisfacción cuando se logra.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital