Cristobal Colón, entre mitos y leyendas

cristobal colón, entre mitos y leyendas

Hoy se conmemora la llegada de Cristóbal Colón al continente americano, aunque el mundo no se ponga de acuerdo en cómo llamarla. En América Latina durante muchos años se celebró el ‘Día de la Raza’; España conmemora el ‘Día de la Hispanidad’ y en Estados Unidos se le llama ‘El Día de Cristóbal Colón’, aunque se celebra el segundo lunes del mes. En otros países como Bolivia se conmemora el ‘Día de la Descolonización’.

Sin embargo, alrededor de la figura de Cristóbal Colón aún existen muchos mitos,aquí te aclaramos algunas inquietudes respecto a este descubrimiento:

1. ¿Fue Colón el primero en llegar a América?

“No. Navegantes nórdicos lo habían hecho ya en el siglo décimo (cerca de 500 años antes que Colón) e inclusive establecieron un pequeño asentamiento (que no perduró) probablemente en lo que hoy es la costa de Newfoundland, en Canadá”; escribió Alex Kerner para la revista Perseo, del Programa de Derechos Humanos de la UNAM.

Asimismo investigaciones más recientes apuntan que barcos provenientes del sudeste asiático y la polinesia podrían haber llegado al continente varios siglos antes.

2. Cristóbal Colón NO llegó a América el 12 de octubre

El calendario que manejamos en la actualidad, no es el mismo que había en la época en la que vivió Cristóbal Colón.

En la época de Colón se empleaba el calendario Juliano, el cual fue modificado casi un siglo después por ser inexacto, con el cual se recorrió una semana ‘de golpe’, pasando del 4 de octubre de 1582 al 15 de octubre de 1582. Por lo tanto, Cristóbal Colón debió llegar el 20 o 21 de octubre.

3. Fue detenido por los reyes católicos

En 1500, Colón sufrió un duro traspié. Como virrey de la isla La Española (hoy Haití y República Dominicana) el almirante fue acusado de abusos, maltratos y nepotismo, entre otras denuncias. Esto generó un alzamiento en su contra.

Por ese motivo los reyes enviaron al Comendador Don Francisco de Bobabilla para frenar la rebelión. Sin embargo, al arribar a la isla se encontró con una pésima administración por lo que decidió apresar a Cristóbal y sus dos hermanos -Bartolomé y Diego- y enviarlos a España para ser enjuiciados.

4. Colón no viajó con tres carabelas

En realidad fueron dos carabelas y una Nao. El nombre original de la nao era María Galante, aunque Cristóbal Colón decidió cambiarle el nombre la Santa María. La diferencia entre las Nao y las carabelas es que las primeras tienen castillo de proa y las segundas carecen del mismo; de acuerdo con el periódico español ‘El Mundo’.

5. La Pinta y la Niña NO eran los nombres reales de dos de las carabelas

Al igual que la Santa María se llamó originariamente María Galante pero Colón decidió cambiarle el nombre, el nombre por el que han pasado a la historia las otras dos naves no es el real.. La tradición náutica hacía que los barcos fuesen bautizados con nombres de santas. Sin embargo, la marinería tendía a poner motes a las embarcaciones. De este modo, el nombre real de La Niña era el de Santa Clara. Sin embargo, el nombre real de La Pinta no ha trascendido.

6.- Cristóbal Colón abandonó a sus marineros

En uno de sus cuatro viajes, la Santa María encalló el día de Nochebuena de 1492 (que realmente no sería el día correcto por los fallos en el calendario) en uno de los corales al norte de la isla La Española, hoy en día Haití.

Este incidente provocó que Cristóbal Colón tuviese que regresar a España a bordo de La Niña, abandonando a 40 marineros a su suerte en el primer asentamiento europeo en América, conocido como La Navidad. Sin embargo, cuando Colón regresó al asentamiento, en otoño de 1493, todos los marineros abandonados habían muerto.

Extra: Colón hizo su último viaje a América muerto

Aunque Colón fue enterrado en Valladolid, más adelante su cuerpo se llevó a Sevilla. De ahí, sus restos fueron transferidos por mar a la catedral de Santo Domingo, en la actual República Dominicana. Sin embargo, cuando la isla fue conquistada por los franceses sus restos fueron llevados a Cuba hasta 1898 y de ahí, de vuelta a la catedral de Sevilla.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital