Cuando tu dieta te deja con hambre

jazminok

Seguro te ha pasado, el médico ya te advirtió que tienes que bajar de peso por salud, y es como un círculo vicioso porque inicias, pero sólo de pensar en la palabra ‘dieta’ te pones de malas y hasta te duele la cabeza.

Esto no tiene por qué ser así. Te voy a contar un secreto que posiblemente hayas leído muchas veces pero quizá no le has puesto la suficiente atención, así que te pido leas detenidamente, porque muchas veces la respuesta está frente a nosotros pero no la queremos ver…  ¡Los antojos son las señales que emite tu cuerpo para informarte que necesita nutrientes!

La mayoría de la comida rápida no tiene nutrientes, está hecha para llenarte (calorías vacías) no para nutrirte; por eso comes y comes y comes y tu cuerpo nunca está satisfecho y siempre ¡te pide más y más! Lo saludable de un alimento es inversamente proporcional al número de aditivos que contiene.

Como dato curioso, la primera pirámide nutricional fue estructurada para darle a las personas comida accesible que los llenara, pues estábamos pasando por una devaluación y por eso anteriormente se observa el pan y carbohidratos en la base de la pirámide; también de ahí viene la frase ‘Al pueblo pan y circo’. Afortunadamente hay cada vez más personas despertando y siendo conscientes de su alimentación.

Come para nutrirte, no para llenarte

No restes, suma y en vez de pensar en lo que NO puedes comer y en ir quitando, mejor ve sumando; haz una lista de todo lo que SÍ puedes comer, alimentos que incluso ahorita no consumes y que deberías incluir.

Quítale a tu cuerpo todos los ingredientes que no reconoce: los químicos, aditivos, conservadores y azúcares, y él va a encontrar el camino a su ‘regulador energético natural’.

Incrementa tu consumo de frutas y vegetales

Las personas no suelen consumir suficientes vegetales… Pedimos palomitas jumbo en el cine pero nadie se queja de la porción de verduras que te sirven en el restaurante.

Los carbohidratos no son el enemigo

Pero hay que saber elegirlos. Hay mucha variedad mas allá de pan y tortillas, yo siempre abogo por los grandes olvidados, como frijoles, lentejas, habas y avena. Olvídate de los cereales de caja… demasiada azúcar, pocos nutrientes y calorías vacías.

Nada mas recuerda: Llena tu plato con los colores del arcoíris; lo que agrada a la vista agrada al cuerpo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital