Entre azul y ….

De última hora: Entre azul y ….

Con bastante alivio me doy cuenta que al fin puedo escribir unas letras para ser leídas por otros. No me cabe duda, pues después de leer y observar cómo volaba por muy pocos celulares y computadoras un absurdo que hacía referencia a un jarrón de una foto, me siento capaz de hacerlo.

Recuerdo que antes, y ese antes no es de hace mucho, quienes escribían eran los periodistas y lo hacían con un estudio veraz del tema que habían elegido; no era cuestión de sentarse y emborronar cuartillas. Había que sustentar lo escrito con pruebas fehacientes, y eso lo pedía su jefe, el editor del medio para el que trabajaba.

Con la llegada de los medios digitales, las prisas y el protagonismo, un trabajo antes digno ahora se ha convertido en mercenario y lacayuno, por no llamarle miserable.

Así es como predominan las noticias en las redes sociales sin ningún sustento ni validez, y sí con mucha ‘mala leche’ que desafortunadamente es celebrada por nosotros mismos.

Me imagino que muchos de nosotros conocemos la historia de nuestro Estado, Quintana Roo; sabemos que hace cuarenta y tantos años pasó de ser territorio a convertirse en Estado con siete municipios. Poco a poco se fueron sumando más, hasta llegar a los once de hoy; no fuimos once desde el principio.

Espero también sepan que la auténtica talavera de Puebla sólo proviene de aquel estado, específicamente de las localidades de Atlixco o Cholula, debido a la calidad de las arcillas que ahí se encuentran y a la tradición de su manufactura, que se remonta al siglo XVI.

La talavera es un tipo de cerámica mayólica, que se distingue por su blanco vítreo como base de color. En sus comienzos sólo se empleaba el color azul cobalto, que era el pigmento más caro y también muy buscado, no sólo por prestigio, sino porque aseguraba la calidad de toda la pieza.

En julio de 1993, un grupo de artesanos organizados, junto con el apoyo del entonces gobernador de Puebla, Manuel Bartlett Díaz, solicitaron la declaración de protección de la Denominación de Origen (DO) Talavera de Puebla, para la artesanía elaborada con materias primas obtenidas de los distritos judiciales de Atlixco, Cholula, Puebla y Tecali, principalmente la arcilla negra y blanca.

El hecho se confirma en el libro ‘Orgullo de México’, editado en febrero de 2016 por el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

En él, se indica que el 17 de marzo de 1995 fue publicada en el Diario Oficial de la Federación la resolución que otorgaba la Denominación de Origen Talavera de Puebla a los productos elaborados en la zona comprendida en los distritos judiciales de Atlixco, Puebla, Cholula y Tecali de Herrera, del estado de Puebla.

Dos años después se ratificaron las especificaciones que pertenecían a la Denominación de Origen y se redujo su nombre simplemente a Talavera, dejando sin efecto la resolución de protección de 1995.

Manuel Bartlett, siendo gobernador de Puebla (1993 a 1999) por el PRI, regaló a casi todos los gobernadores e invitados especiales a sus informes un jarrón de talavera, personalizados para los gobernadores, plasmando en su diseño el escudo del Estado correspondiente.

Mario Villanueva, Manuel Bartlett y Roberto Madrazo Pintado, formaban parte de lo que se llamó ‘Sindicato de Gobernadores’, del cual se decía formaban parte además, Víctor Cervera Pacheco, Yucatán; Diódoro Carrasco, Oaxaca; Manuel Cavazos Lerma, Tamaulipas; Patricio Chirinos, Veracruz; Jesús Murillo Karam, Hidalgo, y Rogelio Montemayor Seguy, Coahuila; que se enfrentó a Ernesto Zedillo.

Como leen, ese jarrón de Talavera azul fue regalado a Mario Villanueva, por un tricolor que hoy es amarillo.

La de años que han de tener para que piensen que dan color, y todo quede en ‘azul y buenas noches’. De última hora: Entre azul y ….


Artículos Recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital