Degeneración y revelación

david

La descomposición en el actual gobierno es tanta, que todo lo que cambie es progreso. No cabe duda de que las decisiones de los ciudadanos quintanarroenses el 5 de junio, han repercutido profundamente en beneficio de la mayoría. El cambio se está construyendo rápido. Faltan pocos días para la transición más importante de Quintana Roo.

Mientras tanto, se anunció por fin la salida del aire de David Romero Vara. El daño ya está hecho y la sociedad está pagando el precio de recibir información manipulada, oficialista y tendenciosa por la mala utilización de los micrófonos para servir al gobierno que también por fin, se va.

Pero permítame compartirle que esta semana, tundieron severamente en las redes sociales al polémico Aurelio Joaquín ––“Lito” –– y fue debido a otra de las perlas que nos regaló este personaje. Sin embargo, su declaración revela la genética cultural de la generación de políticos de Peña Nieto.

Sugirió que el gobernador entrante debía perdonar al reprobado Roberto Borge, “porque en esta vida, la familia es la familia” –– publicó Lito –– “el perdón es una decisión no un sentimiento”. Y mire nada más la gran perversidad en declaraciones como estas. Actualmente se clasifica a México como uno de los países más corruptos del mundo. El indicador que tiene a México en los vergonzosos primeros lugares de corrupción e impunidad es porque no se aplica castigo a quien lo comete.

Durante unos 90 años, desde que iniciaron los gobiernos del PNR en 1929, que luego se llamaría PRI, muchos de sus personajes han ido “perdonando” cada uno de los excesos que cometen todos ellos, generación tras generación aplican su regla y aprenden. Éstas declaraciones son otra prueba de que sus cuadros políticos han heredado un ADN que permite la impunidad como estilo de vida, que deja a un lado a la Ley y que se traduce en la IMPUNIDAD y para ellos es natural, porque es una “decisión” –– declara Lito –– “Porque cuando perdonamos, no sentimos más la ofensa”. ¿Se da cuenta estimado lector, de la monstruosidad de una declaración así? El “perdón” que otorgan ––por ser familia–– a sus propios, se ha convertido en la más grotesca, destructiva y retrógrada historia de impunidad de México.

Son esas actitudes y acciones unilaterales e ilegales, el elemento científico, que prueba la herencia que transita por la nueva generación de políticos del PRI, que coincide con lo que Enrique Peña Nieto llama corrupción “cultural”. Es con eso y muchos otros ejemplos, con los que podremos entender porqué la Casa Blanca comprada a un proveedor del Gobierno Federal, para el Presidente Enrique Peña Nieto, es un simple error, por el que es suficiente pedir perdón, pero por ningún motivo para sancionar y mucho menos para hacerlo renunciar. ¿Y ahora entendemos por qué su amigo de la infancia, Virgilio Andrade, no encontró conflicto de interés?

Es también por ello, que para Roberto Borge la quiebra financiera con un déficit de 2,700 millones de pesos y la deuda de 25 mil millones de pesos de Quintana Roo es parte de un simple “riesgo” de la administración pública. O inaugurar un recinto que pone en riesgo la vida de la población es una obra de “bienestar”.

Las nuevas generaciones del priismo están tan alejadas de la ética y los valores patrióticos que hasta Donald Trump pudo burlarse de la investidura de Peña en Los Pinos.

Mientras tanto que viva Quintana Roo y que viva México. Sígame en Twitter: @obercancun


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital