Del terrible gasolinazo al qué harían ustedes…

del terrible gasolinazo al qué harían ustedes...

Sin duda, la administración de Peña Nieto será recordada como una de las peores en la historia moderna de México, por las falsas expectativas creadas durante una exitosa campaña en la que firmó y no cumplió una gran cantidad de promesas, como aquella de eliminar 200 diputados plurinominales, o bien, la de eliminar el fuero y acabar con los famosos gasolinazos de Felipe Calderón.

Sin embargo, después de “honrar su palabra” en diversos mensajes y discursos diciendo que no habría más impuestos y aumentos a las gasolinas, resulta que de regalo de Navidad y de año nuevo para este 2017, nos regala un incremento del 20 por ciento aproximadamente a las gasolinas con diferencias de precio entre entidades y zonas territoriales.

El gobierno federal justifica el incremento con una supuesta entrada de libre competencia en la venta de gasolinas de diversas marcas, con la que se pretende terminar con un monopolio de 80 años de PEMEX como proveedor exclusivo de este combustible en México. 

El incremento se debe a un exhorbitante porcentaje de impuestos por comercialización de gasolina, aunado a los monopolios de transportistas de este vital combustible en la Republica, quienes de manera conjunta con los concesionarios han puesto contra la pared a los mexicanos escondiendo el combustible en fechas navideñas para obligar a Hacienda a publicar el incremento del precio.

Con lo anterior, México se encuentra ya en la cima de los países con mayor costo en combustible y menor valor de salario mínimo, con lo que habremos de enfrentar el aumento de precios de todos los productos de la canasta básica en los primeros días del año 2017 con un grave impacto económico e inflacionario.

Y por su parte, mientras los partidos ‘tiran línea’ a sus peones para que digan que la medida tomada es por nuestro bien, el señor de Los Pinos nos regaló una frase para la posteridad que junto al “¿A mí cuánto me va a tocar?” del ignorantote niño verde o al “Defenderé el peso como perro” de mononeuronal Jolopo, llegó para quedarse en el ADN de los mexicanos. Y así, de los creadores del chupacabras, Paulett, el caso aislado y los 43, llega: “¿Que hubieran hecho ustedes?”. 

Sin duda, tal desfachatez aunada a la nula acción de Peña contra Yarrington, Borge, los Duarte, Gamboa y demás descarados roba presupuestos que ha engendrado este país, han provocado que la gente salga a las calles a manifestarse, no estando exentos de desmanes y provocadores, claro está. 

Por ello, la medida desesperada de gobernadores y delegados de SEGOB, es tan absurda como la propia asunción de los cargos de estos. Si, crear delitos y sanciones administrativas incluyendo el de difamación que fue derogado hace más de una década, y sin pasar por el proceso legislativo, es una barbaridad.

Tal parece que estos personajes poco saben de historia política contemporánea, porque por menos que eso, en Quintana Roo, Borge fue exhibido internacionalmente por Pedro Canche y su abogada Araceli Andrade, a la que por cierto el sistema le tuvo miedo para convertirse en fiscal.

Este tema será trascendental para la elección de 2018 en la que poco a poco se desmarca la sociedad mexicana de sus gobernantes, polarizando y ampliando la brecha que separa la conciencia popular de la inconsciencia gubernamental. Esperemos las consecuencias no acaben con lo que queda de este país.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital