Deléitate sin culpas

deléitate sin culpas4

En fiestas de Navidad y fin de año aprende a disfrutar sin caer en excesos, pero sin privarte de cosas deliciosas

Estamos en la cuenta regresiva para celebrar la Nochebuena, despedir el año y dar la bienvenida al 2018, pero en el camino, con el famoso ‘maratón Lupe-Reyes’, nos encontraremos con un sinfín de reuniones que se traducen en comida y bebida. Eso, por supuesto, nos aterra y nos hace ir por la vida en una eterna disyuntiva: disfrutarlo o sufrir con tantas tentaciones y con temor a engordar con cada bocado.

Por eso, hombres y mujeres por igual debemos adoptar una actitud diferente en estas fechas, que nos permita probar todo lo que nos apetezca, sabiendo cuándo hemos tenido suficiente y no intoxicarnos en exceso con dulces, carbohidratos y alimentos grasos. Verás que se puede disfrutar sin ansiedad y sin ganar kilos de más.

Tips

* Una porción promedio de pavo o cerdo va de 120 a 200 gramos para la cena navideña.

* Los vegetales frescos y el puré de manzana, más que el de papa, son buenos acompañamientos en la cena navideña, porque son de fácil digestión.

deléitate sin culpas3

* Si quieres darle utilidad a los jugos de la carne, primero puedes desgrasarlos dejando que enfríen y que la grasa se eleve para sacarla con un colador. Luego de eso puedes emplear el jugo para hacer una salsa o bañar el pavo o el lechón con él.

* La papa al horno es mejor, porque tiene menos procesos en la cocción. En cambio, en el puré no calculas la cantidad de tubérculo y la digestión puede ser más lenta.

Ejercicio, ¿por qué no?

Puedes seguir activo en estas fechas; sal a caminar con la familia o amigos, ¡baila mucho!, arregla el jardín, etc. Opciones hay muchas y todo cuenta.

 

deléitate sin culpas2

Más convivencia, menos bocados

Es oportunidad de ver amigos y reencontrarte con familiares, así que protagoniza buenas tertulias y procura comer despacio.

Equilibrio

Si tienes antojos, evita las frituras comerciales; prefiere frutos o semillas secas. Y a la hora de servirte, pon en tu planto más verduras y menos carbohidratos.

Consejos

Elegir lo que más te gusta

Conoce el menú; no te sirvas lo primero que veas; analiza lo que hay y sírvete porciones suficientes.

No te prives de tus favoritos 

Nuestra memoria registra el último bocado y si éste es sabroso y se disfruta, comeremos menos entre horas. Borra de tu mente las etiquetas de ‘prohibido’; la clave es la moderación.

Conoce tus debilidades

Sírvete la porción del postre, pero aléjate de la mesa dulce; eso
evitará caer en tentaciones.

deléitate sin culpas

Todo en tiempos

Aprende a postergar; puedes elegir comer de todo, pero en distintos momentos.

Evita saltear comidas principales

Llegar con hambre a la cena te hará perder el control y comer en exceso.

Moderado

Si te gusta un trago o vino para la cena, está bien, pero modera la cantidad, para no sumar un exceso de calorías.

Agua, siempre agua

Alterna el alcohol con vasos de agua o jugo (bajo en calorías y con mucho hielo).


Artículos Recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital