DIATRIBA CONTRA UNOS TACONES

DIATRIBA CONTRA UNOS TACONES

Por Ana Hernández

¿Te has  quitado un par de tacones y has sentido que te vuelve el alma al cuerpo?

Porque bailaste demasiado, porque no paraste de caminar, porque no dejaste de sumir el vientre al momento de tomarte fotos, por lo que tu quieras, pero es un bálsamo corporal sentir de nuevo los deditos, desentumirlos y moverlos despacito.

A veces creo que los tacones los compramos para los ojos y no para los pies, sí, los pagamos para vérnoslos puestos, pero no para lo que son, para ayudarnos a caminar.

Nunca como ahora las féminas habíamos invertido tanto en high heels.

Si te atreves a llegar a un evento de noche con flats, la gente te preguntará si algo te pasó ¿Te lastimaste la rodilla? ¿Te cortaste? ¿Se te enterró una astilla?

Al cumplir cierta edad, dicen, que hasta dolor de espalda dan.

A mi, Mauricio González, el ortopedista al que voy, me dijo que de ahora en adelante debo de comprar únicamente los zapatos que traen plataforma o tacón corrido…

Te aseguro que si en una reunión te atreves a decir, que te gustan los de 3 o 4cm de altura, te verán con cara de grandma.

Cuando era una niña, anhelaba tener edad para andar de tacones, lo que nunca me dijeron mi mamá, mis tías, ni mis amigas mayores, fue el dolor y el poder que estos generan.

¿Sabes? siempre he pensado que si vives en ciudad las sandalias no son zapatos ¿Cuándo has visto a una neoyorkina caminando por Park Avenue en chanclas? Ni soñar con ver a una parisina andando de patas de gallo en Saint-Honoré o comprando en Repossi de Place Vendôme.

Querida, si quieres tener el mundo a tus pies, lo único que debes hacer son tres cosas:

  1. Cultivarte, ninguna tonta llega lejos.
  2. Luchar como una guerrera por alcanzar tus sueños y jamás claudicar.
  3. Invertir  en buenos zapatos.

Un buen par de zapatos siempre te harán sentir poderosa y guapa. Obligan a caminar derechita, a plantarte, a medir cada paso que das.

En las tiendas y en Internet, hay infinitas opciones de marcas y modelos, precios y estilos, los mejores son los que a ti te gustan, los que sientes cómodos al probarlos.

Se que los flats son muy confortables, muchas veces yo también me refugio en ellos; pero de corazón te digo, que ese vestido en el que estás pensando te lucirá más lindo, si haces el esfuerzo y te subes a esos 14 cm de altura. Hay quien asegura que hasta te ves más flaca al portarlos.

En pleno 2014, hay gente que asegura que el status social, se mide por la marca de zapatos que porta. ¿Será que los high heels son las nuevas cartas de presentación de la sociedad?

Ya sé que me vas a acabar con esta columna, pero mientras me sea posible no pienso bajarme de los tacones.

En Cancún, es más fácil, encontrar un buen par de high heels, que un buen hombre.

Ouch!

PD: Los premium shoes que me quitan el sueño son: Manolo Blahnik, Jimmy Choo, Yves Saint Laurent, Christian Louboutin, Dolce & Gabbana, Valentino, Givenchy, Prada, Pura López, Casadei, Chanel, Carolina Herrera, Gucci, Stuart Weitzman, y un par más.


Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital