El siguiente misil contra Anaya

El siguiente misil contra Anaya

Algunas fuentes me aseguran que viene otro expediente contra Ricardo Anaya, el dirigente nacional del PAN. En los últimos meses ha tenido que interrumpir su racha opositora, su inercia a favor del Frente PAN-PRD-MC, para responder a los cuestionamientos sobre su fortuna personal. Y al parecer va a tener que seguir haciéndolo.

Cómo estará el asunto, que Anaya ha echado mano de los spots de su partido para enarbolar su defensa. Responder a estos señalamientos le ha quitado tiempo, espacio político y ha mermado indudablemente su naciente figura como aspirante presidencial. Aquel Anaya que se dedicaba a repartir golpes, los ha empezado a recibir. Y eso lo ha sacado de la zona de confort en la que navegó mucho tiempo.

En medio de esta batalla ha buscado abrigo entre las figuras más importantes del PAN. Pero no siempre ha tenido éxito: Margarita Zavala le brindó su apoyo de bote pronto cuando empezaron a surgir los cuestionamientos, y ya está fuera del partido; y hace algunas semanas, Ricardo Anaya convocó a todos los gobernadores de su partido para recibir de ellos el necesitado espaldarazo: sólo llegaron tres (Miguel Ángel Yunes de Veracruz, Kiko Vega de Baja California y Miguel Márquez de Guanajuato), lo demás le hicieron el vacío mandando una contundente señal de que las fisuras son profundas.

Dentro del panismo, los gobernadores hacen su propio juego, y algunos podrían coquetear con el calderonismo que encabeza ahora Margarita Zavala o incluso sentirse más cómodos si el PRI pone a algún candidato con el que puedan llegar a acuerdos.

Para contrarrestar estas crisis, Ricardo Anaya goza pleno control de la estructura de su partido. Él lleva mano en la definición de las candidaturas porque domina los órganos directivos. Es una ficha de cambio enorme. Y encima, ha alineado a favor de sus intereses a lo que queda del PRD y lo que signifique Movimiento Ciudadano, a través de sus acuerdos con Alejandra Barrales y Dante Delgado. No se diga su elocuencia para defenderse.

Cada que sale algo, la estrategia de Anaya ha sido “doblar la apuesta”, contraatacar. ¿Cuánto resistirá el llamado “joven maravilla”? Es uno de los espectáculos políticos a observar. ¿Le está creyendo la gente? Deberá ser medido, sobre todo porque los expedientes de riqueza familiar podrían ser usados en campaña, si él logra ser el abanderado presidencial del Frente. 

SACIAMORBOS

Se enjuagan las fauces en las áreas tributarias del gobierno federal mexicano. Les cayó antenoche una listita más o menos larga –los Papeles del Paraíso– de personas con inversiones en paraísos fiscales. Como para que le saquen jugo. Para el que quiera pensar bien, para tratar de mejorar la recaudación y erradicar posibles casos de millonarias elusiones y evasiones de impuestos. Para quien quiera pensar mal, para intercambiar favores de cara a la sucesión 2018.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital