EL TIANGUIS HABLA

EL TIANGUIS HABLA

Por Óscar E. Bernal

IMG_20160419_014611

Podría decir que, por casi 10 años, sin falta, cada domingo he visitado el tianguis de la Región 101, conocido como “tianguis de la cien”.

Debo decir que me gustan las antigüedades y las chácharas, y a falta de un tianguis como el de La Lagunilla en la CDMX, nos viene muy bien aceptar lo que Cancún nos da.

Utilizando una aplicación que cuenta los pasos que da su usuario, este domingo caminé más de 6,800 pasos, lo cual me muestra que este Tianguis cada domingo es más grande. Pero, ¿cómo creció así este monstruo?

No estoy seguro de la respuesta pero este domingo tuve nostalgia y también temor. Vino a mi mente aquel tianguis en el DF, en el que por motivos del trabajo de mi padre, yo caminaba en las aceras de la colonia “Escuadrón 201” —en 1981—, la gente luchaba contra la crisis económica, gente común —no tianguistas— se volcaban a vender todo, era su patrimonio, desde sus discos LP casi nuevos, hasta muebles, y cosas tan personales como su ropa y sus joyas para poder hacer frente al desempleo, la inflación, la terrible devaluación y la absoluta indiferencia del gobierno.

Este domingo regresé de esta caminata catártica, a escribir esta columna. Para compartirles mis queridos lectores que este tianguis ha crecido, según mi percepción, en los últimos dos años, más que los pasados 10 años. Todas y cada una de las calles de la Región 100 tienen puestos. Pero el dato más relevante es la cantidad de autos particulares —de gente común—, que ya es superior a la de los puestos regulares. Es una sensación de gente luchando y sobreviviendo combinada con resignación.

Esperemos que no sea el mismo diagnóstico de 1981 con un país mal gobernado y con un pueblo sin oportunidades, sino que sea este, el nacimiento del buen hábito de SACAR LO QUE YA NO NOS ES ÚTIL Y NOS ROBA ESPACIO, PARA DAR OPORTUNIDAD A QUE ENTRE LO NUEVO.

Este mercado nos está gritando que se necesita un cambio en Quintana Roo.


Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital