Falcón delata a su competencia

Falcón delata a su competencia

 

Alejandro Bolín es un avezado ejecutivo del ámbito farmacéutico. Es ampliamente conocido en ese sector por su habilidad para seducir lo mismo competidores que a funcionarios del IMSS y el ISSSTE. Su destreza, por ejemplo, le permitió a Grupo Falcón ganar grandes licitaciones dentro del sector público.

Todo esto viene a cuento porque una bomba está por estallar en el medio de proveedores de servicios clínicos de laboratorios y de banco de sangre, un rubro en el que se juegan contratos multimillonarios. El último fue hace un par de años por más de 10 mil millones de pesos.

Efectivamente, la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) está por emitir una serie de sanciones a los jugadores que se coludieron en 2016 para repartirse todas las regiones del país en las que el organismo ahora dirigido por Tufic Miguel fragmentó esos lucrativos negocios.

Apenas ayer le adelantamos que a más tardar en la primera o segunda semana de febrero las huestes de Alejandra Palacios anunciarán los alcances de una investigación cuyos plazos legales ya se cumplieron y que motivó denuncias del ahora candidato del PRI a la CDMX, Mikel Arriola, en la PGR.

Impromed de Fernando Chaín, DICPA de Francisco Pallach, Centrum de Valentín Campos, Hemocer de Ignacio Higadera y Falcón de Noé Ramírez, pero cuyo cerebro es Bolín, son las objeto de esas pesquisas y potenciales acreedoras a multas y sanciones que incluso pueden derivar en cárcel.

¿Y qué tiene que ver Bolín? Pues nada más que este carismático directivo, que hasta el año pasado dejó la dirección de Falcón, se acogió al programa de inmunidad de la propia Cofece. Como usted sabe, dicho esquema supuestamente da ciertas ventajas en una investigación a quien aporta información.

La rabia entre los inculpados se explica porque Falcón, en aras de salvarse de una pena muy alta, habría dado detalles del modus operandi para dividirse el mercado. Bolín se habría convertido en una suerte de testigo protegido por la misma Cofece que por esa vía conoció el esquema de colusión denunciado.

La gran interrogante es si la Autoridad Investigadora, a cargo de Sergio López, y particularmente Palacios y su pleno, extienden el beneficio de la inmunidad a Falcón y a Bolín. Porque acuérdese que en el caso de la colusión de las afores los que traicionaron a sus competidores al final les regatearon el beneficio.

Por lo pronto los exhibidos afilan los cuchillos para no dejar que Falcón se salga con la suya.

VA TRAS NADRO

A propósito: ayer la misma Cofece publicó muy a su ridículo estilo el inicio de ooooooootra investigación por posible concentración ilícita en el mercado de la distribución y comercialización al mayoreo de productos farmacéuticos. El regulador de la competencia, fiel a su absurda opacidad, no dice nada más. Sin embargo le podemos adelantar que se trataría del monopolio que ejercen Grupo Nadro, de Pablo Escandón, y Marzam, que dirige José Alberto Peña. Aquí le hemos platicado en muchas ocasiones que estamos ante un binomio que monopoliza cerca del 50% del mercado de esos productos. Nadro detenta alrededor del 30% y Marzam aproximadamente 15%. El hilo conductor de ambas es la señora Marina Matarazzo, esposa de Escandón, que aportó los recursos al fondo holandés Moench Coöperatief que dirige Karl Frei, y que fue la supuesta compradora del 50% más una acción de Marzan que vendió GenommaLab en junio de 2015. La propia empresa de Rodrigo Herrera Aspra es parte de esta indagatoria que también incluye productos de belleza e higiene.

PEMEX AHUYENTA

Pemex e ICA Flour tienen parada la construcción de una coquizadora en la refinería de Tula porque a la primera le faltan recursos para continuar la obra. Son unos 700 millones de dólares. Pero las cosas se están complicando más porque la nueva dirección de Pemex a cargo de Carlos Treviño explorar nuevos esquemas que permitan generar sinergias mediante asociaciones de empresas. Además Bank of América, que lleva Emilio Romano y que funge como administrador del concurso mercantil de ICA Fluor, ha resultado ser más papista que el Papa y no le está permitiendo a la empresa que dirige Guadalupe Phillips buscar nuevas alianzas. Con esto lo único que están propiciando es que esos negocios y empleos jamás se recuperen. Sobre la segunda parte de este proyecto, que podría llegar a los dos mil millones de dólares, ni hablamos. Los japoneses de Mitsui y los fondos internacionales dispuestos a impulsar y sacar adelante el proyecto están esperando señales del nuevo Pemex para arrancar. Mientras tanto, el país requiere con urgencia inversiones en proyectos de infraestructura y energía. ¿Esperaremos sentados?

DE ENROQUES

Hablando de Pemex, llega a Comunicación Social José Luis Ruiz. Viene de la Secretaría de Hacienda. Se trata de un enroque. José Antonio González Anaya se llevó a esa dependencia a Alejandro Rodríguez y le mandan de regreso a Carlos Treviño a Ruiz, quien está por tomar posesión… si no sucede nada extraordinario.

CALZADA AL PRI

Y lo extraordinario fue que Vanessa Rubio no llegó a Sedesol. El nuevo titular de esa cartera es Eviel Pérez Magaña, quien dejó la subsecretaría de Desarrollo Social y Humano de Gobernación. Al final se impuso Alfredo Navarrate en ésta última y René Juárez renunció. De José Calzada se dice que se va al PRI.

 

Email: [email protected]


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital