Un hombre con visión arquitectónica sustentable

un hombre con visión arquitectónica sustentable4

Por: León Martín

Para Juan Carral O’Gorman (1976), sí es posible aprovechar los espacios de construcción respetando el medio ambiente y la vegetación, además de involucrar a la comunidad con sus ideas, su trabajo y el deseo de participar al hacer algo por el propio entorno físico y social, usando la arquitectura contemporánea como una herramienta de renovación urbana.

Lo anterior es lo básico y lo que viene después puede ser ganancia y ahí entra precisamente el proyecto Donceles, obra con la que el joven arquitecto junto con sus socios Juan O’Gorman y Pablo Gutierrez (OH Abogados) es reconocido a nivel nacional por un trabajo hecho precisamente en Cancún.

Entrevistado en sus oficinas, que se ubican en la colonia Donceles, un espacio que estaba olvidado, con sus carencias y problemas y con unos vecinos que necesitan a alguien que los guiara, que los motivara y les enseñara el camino para rescatar su espacio.

Y es que lo que Juan Carral ha hecho con sus construcciones en la Donceles lo ha puesto en la antesala de llevar la propuesta a querer ser replicada a nivel nacional, incluso por el propio Instituto Nacional de Fomento a la Vivienda de los Trabajadores (Infonavit).

“El Infonavit se fijó en lo que estamos haciendo, me hablaron para intentar llevar el modelo de la Donceles a otras partes del país”, explicó.

El proyecto en esa colonia tiene que ver con el desarrollo inmobiliario, oferta de otro tipo de producto, el aprovechamiento de espacios interiores y exteriores, así como también promover un completo involucramiento de la comunidad.

Entre los primeros estados a donde “se exportaría el modelo” serían Tabasco e Hidalgo. ofext (9 of 8)

“Me gusta la arquitectura basada en el sentido común. No me gusta hablar de estilos, lo que hacemos son estructuras muy transparentes y honestas. Lo que ves es lo que hay, no hay recubrimientos. Buscamos la recuperación de espacios exteriores, darle valor al espacio público; hacemos estructuras sencillas con pisos de cemento pulido y eso no lo inventé yo, sino que son las tendencias sin engaños”, expresó.

El reto de Cancúnun hombre con visión arquitectónica sustentable3

Con los recuerdos frescos de su llegada a Cancún en 1989 y sobrino-nieto de un gran personaje que fue contracorriente con sus ideas como fue Juan O’Gorman (1905), Juan Carral cita que pasó su secundaria y preparatoria en un Cancún de 50 mil habitantes que sólo tenía una gasolinera y donde predominaba el verde de la abundante vegetación.

Al volver al país, después de hacer estudios en Barcelona, debió elegir entre lo que era seguro en la capital del país y la aventuras que representaba Cancún.extdon2 (21 of 11)

“Si algo me quedaba claro es que tenía mucha tierra disponible Cancún, porque siempre hay un terreno que está en venta y eso continúa hasta hoy”, expresó para relacionar por qué eligió el Caribe.

“Nuestra ciudad es un gran jardín, tenemos que cuidar los árboles de la ciudad que son el único patrimonio que tenemos para una ciudad bella y con identidad. Promovemos este tipo de proyectos integrados a lo verde porque si acabamos con la vegetación se va a acabar la ciudad “, citó.

Agregó sentirse privilegiado por vivir en una ciudad tan joven y con muchas oportunidades.

EL RECUERDO FAMILIAR

Cuando se le preguntó sobre lo que pensaría su tío-abuelo sobre lo que ha realizado, Juan Carral reconoció que le falta mucho camino por recorrer en la vida.

“Mi abuelo de seguro me diría que me estoy quedando corto”, dijo.

Reconoció que con la autoridad tiene bastante comunicación y apoyo para poder emprender los proyectos que lleva a cabo.

“Lo que me gusta mucho de todo esto es que la gente tiene un gran entusiasmo, los vecinos se quedan, mejoran su casa y la revalorizan. Es decir, no se van a vivir de aquí a las periferias”, explicó.

Reiteró que para hacer realidad los proyectos la autoridad juega un papel importante.

“Las autoridades son aliadas en todo lo que hacemos y sin ellas nada se detonaría”, expuso.

ANÉCDOTAun hombre con visión arquitectónica sustentable2

Juan Carral comentó que se siente orgulloso de la Donceles y ha llevado turistas a conocer puntos atractivos de la zona.

“Aquí traje a unos daneses que conocieron el Atajo de don Pepe, quienes quedaron fascinados por lo que comieron y cómo los trataron”, expresó.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital