Entre el ideal y lo real

ileen

 

México está atravesando por uno de los momentos más enriquecedores en lo que se refiere a su vida democrática. Quizá después del 2000, el próximo año viviremos durante las elecciones uno de los momentos más ricos para el análisis de nuestra vida política, ya que las opiniones de los ciudadanos están determinando el actuar político y no al revés, como solía prevalecer.

Una razón que en definitiva suma a esta situación fue lo sucedido el 19-S, lo cual encendió aún más la llama de una ciudadanía activa en su política, porque de varias formas México sí despertó. Despertó el hambre por participar, por saberse útil y por reconocerse más fuertes que nunca como colectivo.

‘Fiebre’, ‘pandemia’ o ‘boom’, han sido algunas de las palabras usadas por los medios de comunicación para etiquetar el fenómeno de los 87 aspirantes por ser candidatos independientes; aunque sólo procedieran 48, los cuales quedaron registrados ante el INE para iniciar con la recolección de firmas hacia el proceso electoral por la Presidencia de México.

Aunque para nuestro país sea un fenómeno relativamente nuevo, para muchos estudiosos de la política esto podría parecer una transición a lo que el destacado politólogo Robert A. Dahl conceptualizó en los 70 como ‘poliarquía’ o ‘el gobierno de muchos’. En el lado optimista se muestra un colectivo a toda costa mucho más partícipe y preocupado por su política. Pero el problema aún subyace en el fondo: la completa desconfianza a las instituciones y la alta fragmentación de los partidos políticos. Aunado a esto, en la realidad el poder político sigue concentrado en unos cuantos que conocen el sistema y su burocracia; lo que en política se define como ‘oligarquía competitiva’; sobre todo si analizamos que los independientes más fuertes son aquellos que rompieron con su partido.

Aún quedará en el análisis cómo se reducirá el número de candidatos independientes en el tamiz de la recolección de firmas. No obstante, hay dos grandes temas que estarán presentes de aquí en adelante: la expansión en los liderazgos antisistema y la búsqueda de la fortaleza en las instituciones democráticas. Ambas ideas antagónicas, las cuales demuestran rotundamente la polarización en nuestra propia cultura política.

Si bien el fenómeno de los independientes podría sólo lograr que se pulverice el voto en algunos sectores, incluso puede ser el factor que le determine al PRI su estrategia para asegurar la silla un sexenio más, de tal forma que presente a un candidato que ha demostrado ser un estadista trascendiendo partidos, colores y sexenios: Meade.

Es una realidad que la tendencia le favorece con 30% de preferencia de la ciudadanía para presentarse como candidato al PRI y 23% sobre tendencia al voto como candidato a la Presidencia de México.

Si bien la idea de tener opciones ‘ciudadanas’ para elegir es algo que nos resulta altamente atractivo, a la hora de emitir un voto es plausible sea más fuerte el deseo de tener a un estadista al frente de la toma de decisiones de un gobierno.

Aunque el panorama aparenta una igualdad política, el sistema de creencias tan polarizadas como el nuestro podría arrastrarnos nuevamente a la hegemonía de un partido que ‘goce de saber poner orden’ o a uno ‘tirano que vaya en contra de los malos’. En medio, la oposición se volvió a perder para convertirse nuevamente en moneda de cambio.

¿Qué primará entre el ideal y lo real?


Comments

  1. Me gusta como escribes, felicidades, muy bueno.

  2. Saludos estimada Ileen y respecto a tu interesante análisis, opino que es urgente enfocarnos a la formación de ciudadanos con alto grado de conciencia, hambre de conocimiento y fortaleza en los valores morales y éticos, ese es el primer paso para lograr una mejor sociedad y nadie hará la tarea por nosotros, necesitamos trabajar día a día de manera incansable, porque el éxito de un país que sale adelante, siempre va acompañado de muchas hiras de trabajo de la mayoría, empezando por uno mismo. Gracias por compartir y excelente día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital