INFIDELIDAD

INFIDELIDAD

Por Ana Hernández

Estoy leyendo un libro de Kabbalah que se llama The espiritual rules of engagement, una amiga me lo regaló hace cinco o siete años. Hace unos días decidí leerlo de nuevo. Ahí, justo en la página donde se deshojó mi libro, que es la 119, dice:

“Hay un tipo de infidelidad que no es necesariamente sexual. Los hombres pueden volverse emocionalmente no disponibles de diversas formas: mediante la televisión, el trabajo, el alcohol, Internet, el juego o cualquier otra adicción o distracción.

En Wikipedia dice que la infidelidad…

¨Se refiere, popularmente, a las relaciones amorosas, a corto o largo plazo, establecidas con personas distintas del vínculo oficial, que a menudo se mantienen en secreto por considerarse como una amenaza a la institución familiar. Aunque de acuerdo con el DRAE el vocablo (proveniente del latín infidelĭtas, -ātis) denota el incumplimiento del compromiso de fidelidad o la falta de ésta. Por consiguiente, puede significar la carencia de lealtad o quebrantamiento de la misma hacia cualquier compromiso moral como la religión, la amistad, el matrimonio (situación que se conoce como adulterio) o cualquier otra relación amorosa o erótica”.

¿Sientes que te pintan el cuerno con el triatlón? ¿con una maestría? ¿con el crossfit? ¿eres viuda del golf?

¡Ashhhhh!

Me choca la gente pinta cuernos, y sí, como dice en el Kabbalah, creo que hasta cuando los hombres se pasman en la tele y te ignoran… se asoma la infidelidad por la ventana, justo como cuando me conecto en el celular e ignoro a los demás. Damn!


Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital