Inversión o mala decisión

seudinheiro compulsao por compras 635x445

Manual de supervivencia para un día de compras triunfal

Alguna vez, una escritora que tenía gusto por los ‘Cosmopolitan’ y un gran amor por los ‘Manolos’ dijo: “Me gusta ver mi
dinero… colgado en mi armario”.

Definitivamente, nuestro guardarropa es una inversión. Comprar por comprar no es una buena idea; es vital encontrar el balance entre lo indispensable y lo inusable, porque si nos importa nuestro estilo, debemos procurar tener el mejor, sin dañar nuestro bolsillo.

Así que, si tienes problemas con esto, te compartimos algunos consejos que te serán de gran ayuda en el ‘campo de batalla’ de las compras.

Comprar o no comprar, he ahí el dilema.

1. Organízate

No vayas con la idea de consumir como si no hubiera fin. Un armario equilibrado tiene como base la organización. Haz una lista, antes de salir de compras, con las prendas que te hagan falta, tanto esenciales (basics), como trends (piezas de temporada); así le darás prioridad a lo que en verdad necesitas.

2. Deja afuera los prejuicios

La industria de la moda es diversa y siempre tendrá algo bueno para ti. No temas probar cosas nuevas si buscas una pieza especial para darle un ‘plus’ a tu armario; te darás cuenta que vale la pena arriesgarse de vez en cuando.

3. Ofertas que terminan en estafas

Son los baches más fuertes que hay al momento de comprar, ya que en ocasiones nos deslumbramos con los precios bajos y olvidamos comprobar el color, textura, la tela o talla. Observa bien, ya que como en todo, debes leer hasta ‘las letras
chiquitas’.

4. Dos son multitud

Las compras tienen que ser una actividad en solitario. Puede sonar aburrido, pero créeme que estando a solas es cuando de verdad usamos la cabeza y creamos tácticas para compras exitosas. Si vas con el novio o tu mejor amiga todo cambia; algo que debe ser una actividad placentera termina hartándote, y poniéndote de mal humor, y puedes, incluso, acabar sin comprar nada.

5. Comodidad

Estar cómodos durante esta actividad ayuda a evitar muchos problemas: desde tardarte en probar las prendas, hasta las
horas que te tomará caminar por las plazas.

6. El tiempo es oro

No te apresures ni te metas presión; tienes que tener en mente que habrá filas largas tanto para pagar, como para probarte algo, y mucha, pero mucha gente. Todo puede volverse lento en un abrir y cerrar de ojos; lo mejor es tratar de ponerte un horario, calcular las horas pico y evitarlas a toda costa.

7. Prueba varias tallas

Para evitar salir a cada rato del probador, y dejar nuestras cosas a merced de los amantes de lo ajeno, te aconsejo que de tu talla habitual, siempre lleves una más chica y una más grande, ya que algunas prendas varían de talla, según su corte, material y lugar de exportación.

8. Sin presión por favor

No compres cosas sólo por complacer a otros; trata de ser siempre fiel a tus gustos y evita que el tiempo o los amigos interfieran en el acto; muchas veces compramos cosas sólo porque la gente dice que se nos ven bien, pero si no te sientes cómodo es preferible decir no y pensar dos veces antes de gastar por algo que jamás será usado.

9. ¿Lo usaré?

Los aparadores son perfectos para darnos ejemplos de cómo crear outfits, pero hay que ser lentos en el proceso de probar cosas; puede que ese estilo no sea para ti o incluso que los cortes no te sienten bien. Piensa a futuro y sé sincero; visualiza los di eventos o lugares en que podrías usar esa pieza, y si son pocos, next.

10. Básicos que se convierten en clásicos

Para nuestros clásicos hay que ser un poco más conscientes y no gastar la millonada en ellos. Sean playeras o camisas, todo lo que sea basic se puede encontrar por un bajo precio. Piensa antes de gastar mucho en ellos, y así matarás dos pájaros de un tiro: tienes tus clásicos y te ahorras unos pesos, que puedes invertirlos en alguna otra pieza de temporada que hará que esos básicos suban el nivel del juego.

Por Levy Flores


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital