La educación inclusiva se adecua a las necesidades de cada alumno

la educación inclusiva se adecua a las necesidades de cada alumno

Educación Inclusiva #3

De un tiempo a la fecha, los principios y acciones educativas con respecto a las personas con discapacidad han evolucionado positivamente con miras hacia una atención incluyente que busca alcanzar metas similares a las del resto del alumnado.

Los estudiantes con discapacidad, al igual que los demás alumnos, necesitan una formación integral que tome en cuenta las variables psicosociales, además de la instrucción académica, para que les permitan mejorar su manera de vivir y de convivir en la sociedad.

Su desarrollo está íntimamente relacionado por factores personales, culturales y ambientales por lo que la convivencia con sus compañeros regulares en aulas inclusivas, mejorará su calidad de vida, le dará un sentido de pertenencia y le ayudará a encontrar su propósito en la vida.

La inclusión escolar no se trata por tanto, de que los alumnos con discapacidad simplemente ocupen un lugar en el aula junto a los alumnos regulares y tampoco es mantenerlos en un sistema que permanezca inalterado. La inclusión escolar tiene que ver con asumir el compromiso de ofrecer una educación adecuada a las necesidades educativas de todos los alumnos, incluyendo a los que tienen necesidades educativas especiales, para que alcancen los aprendizajes planteados y desarrollen sus potencialidades.

Para lograrlo, es necesario como primera instancia, abrir las puertas de las aulas regulares a todos los alumnos, sin mecanismos de selección o discriminación de ningún tipo, haciendo realmente efectivos los derechos a la educación, a la igualdad de oportunidades y a la participación. Después, lograr que todos los alumnos aprendan y progresen rindiendo al máximo de sus posibilidades mediante experiencias educativas y sociales relevantes y significativas. Y por último, hacer partícipe de la vida escolar a todos los alumnos sin discriminación, valorando la identidad propia de cada uno haciéndolos sentir que el mundo que los rodea, sería más pobre y menos interesante sin su existencia.

Desafortunadamente, en incontables ocasiones cuando se escucha el término “discapacidad” se destacan únicamente las diferencias sin caer en cuenta que la naturaleza de todo ser humano es diversa y que en las características que lo definen y lo hacen único, radica su belleza. Por otro lado es innegable que todos los hombres se parecen en algunos aspectos y difieren en otros y depende de cuáles aspectos se acentúen para destacar lo que tienen en común o lo que los distingue.

Es así que algunos prefieren ahondar en la igualdad más que en las diferencias y utilizan lo desigual para aprender de otros. La manera en la que la comunidad conciba las diferencias, influirá de forma determinante en la respuesta educativa que se ofrezca.

La interrogante que queda es si es posible vencer los prejuicios hacia las personas con discapacidad y reconocer que son capaces de recibir una educación acorde a sus necesidades en aulas regulares a la par de sus compañeros y que además pueden enriquecer a los demás.

Correo electrónico: [email protected]

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital