“LA ÚLTIMA Y NOS VAMOS”

“LA ÚLTIMA Y NOS VAMOS”

Por Ileen Colín del Río

PRI

Después de la tempestad no llega necesariamente la calma. Señal de esto es que con ruptura al interior del PRI se dio el juego de “estira y afloje” por nombrar a un candidato de unanimidad en Quintana Roo. La última palabra la insinuó el ex subsecretario de Turismo federal, Carlos Joaquín, al renunciar a sus 17 años de militancia en el Partido Revolucionario Institucional.

¿A qué me refiero con ruptura? Suena más grave de lo que parece. Sin embargo, en este caso en particular, simbolizará que el PRI tendrá que batallar por mantener los votos que creía tener asegurados, pues inevitablemente parte de la militancia acompañará en su salida a Carlos Joaquín; aunque con ultimátum se diga lo contrario.

Definitivamente el PRI volverá a luchar por mantener Quintana Roo. En las últimas dos elecciones, los únicos que han puesto a temblar al PRI en nuestro estado, han sido perredistas. Juan Ignacio García Zalvidea en las elecciones junto a Félix González Canto, y Greg Sánchez junto a nuestro actual gobernador. Si el PRD postulara a Carlos Joaquín, como menciona el líder del partido: Agustin Basave, sería ahora un expriista quien los haría temblar. Pero esto todavía es solo un supuesto.

Más allá de la pregunta de cómo se postulará Carlos Joaquín, pues abiertamente ya expresó su deseo por contender como candidato a gobernador, es ¿quién será su contrincante priista?

¿El PRI en Quintana Roo realmente utilizará el periodo de precampaña? o ¿continuará con la estrategia que ha empleado en los otros 11 estados? Es decir, mientras los demás partidos en otros territorios apenas van a darse este mes para seleccionar entre el universo de aspirantes, el PRI aparentemente mantenía un pie adelante al decir que su candidato -y no aspirante-, contaba con el apoyo de toda su militancia. Teniendo así un mes extra para convencer votantes y asegurar la victoria el día de las elecciones.

Esto al parecer ya no sucedió en Quintana Roo. La salida de Carlos Joaquín puede simbolizar muchas sacudidas al interior del partido tricolor, pero considero que no debería leerse como una victoria contundente para el “favorito” de nuestro gobernador, José Luis “Chanito” Toledo. En todo caso, se está forzando a que nuevamente se tome en cuenta la trayectoria de los demás aspirantes, para hacerle frente a este nuevo contrincante.

A una semana del inicio de la precampaña en los partidos políticos, la lealtad pasó de ser la pieza clave en este panorama electoral, dándole lugar a la importancia de contar con una verdadera estrategia electoral.


Artículos Recomendados

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital