LAS CAMPAÑAS SON CIUDADANAS

LAS CAMPAÑAS SON CIUDADANAS

dedazo

Por Ileen Colín del Río

Durante los próximos 90 días debería ser evidente una campaña de contraste. Esto sin duda beneficiaría a todos los ciudadanos, pues lo natural, es que todos conozcamos las diferencias existentes entre cada una de las propuestas de quienes pretenden contender por un puesto en la administración pública.

Aun cuando no se puede hablar de candidatos oficiales, ya tenemos una noción de quiénes liderarán la contienda electoral por la gubernatura, mientras que por la parte de los ayuntamientos todavía siguen rodando los dados.

En lo que terminan de caer las demás piezas del rompecabezas,  me parece importante recalcar que como ciudadanos con derechos civiles y políticos, es nuestra obligación cuidar nuestra democracia.  Poder gozar de una campaña y precampañas son parte fundamental de una ciudadanía informada, que tiene la capacidad de pensar y razonar su voto, que tiene la necesidad de escuchar todas y cada una de las propuestas para poder hacer una elección.

Hago hincapié en esto bastante en mis últimas columnas ya que me parece indignante que el PRI, siguiendo con su estrategia de “unidad” trata de hacerle creer a la ciudadanía que no será necesario hablar de una campaña. Como si ellos ya hubieran ganado…  ¡no señores! ¡No han ganado! Aún les queda mucho por hacer. Esto apenas empieza.

El único triunfo que puede adjudicarse hasta ahorita el partido rojo es el de por fin haber elegido al candidato que lleva el acuerdo de no tener precandidatos que le compitan. Ya en varias declaraciones dijo Manlio Fabio Beltrones “la decisión fue construida con los más leales”. Efectivamente. Leales al partido, no a la ciudadanía quintanarroense. No dejemos que un discurso UNILATERAL confunda.

El PRI le habla a toda la ciudadanía como si todos fuéramos priistas militantes. Yo no trato de denostar a quién se sienta identificado con ese partido, pero las elecciones y el proceso que conlleva nos pertenece a todos. No es exclusivo de prisitas, ni de ningún otro partido. Las campañas son de los ciudadanos, y las elecciones también.

Yo, exijo, demando, imploro que haya debates, que haya propuestas, que haya incertidumbre respecto al próximo 5 de junio. Porque bajo ninguna circunstancia será democrático si alguien, -especialmente los teñidos de rojo- te dicen: ¡ya ganamos!

Una campaña política es el único momento que tenemos los ciudadanos para hacernos partícipes de la decisión de quién ya en funciones de gobierno tomará y ejercerá las decisiones sobre presupuesto y gasto público. Son sólo 90 días, en comparación con 6 años de un mal gobierno. Así que por favor te pido oiga cuando alguien te hable de sus propuestas durante este periodo, te pido que estés abierto a hablar y escuchar de política, que quieras debatir con otros que piensen diferente a ti, que discutas de todos los candidatos, que leas información polémica, pero también busques informarte más allá de lo que dice solo un medio o una persona. Te pido todo esto porque sí estás leyendo esto, y si llegaste hasta este punto, es porque eres un ciudadano interesado en defender la democracia.

Recuerda que es tu obligación escuchar a todos, pero es tu derecho decidir al final por cuál votas, y por eso, la votación es el final de todo este largo proceso. No pierdas tu derecho, y para ello, es imprescindible ejecutar tu obligación.


Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital