Los capitanes con EPN

22386571 991497004324514 1348494380 n

A un año de que asuma un nuevo Presidente de la República, el Consejo Mexicano de Negocios (CMN) ya se alineó con Enrique Peña para sacar adelante al candidato del PRI. Los capitanes de empresa dicen en público y privado que con quien más se sienten cómodos es con José Antonio Meade.

Un connotado miembro del CMN expone que el PAN tuvo dos oportunidades de consolidarse como partido en el gobierno y no supieron hacerlo, ni con Vicente Fox ni con Felipe Calderón. Propios y extraños se han dado cuenta de que el PAN funciona mejor como oposición que como gobierno.

Andrés Manuel López Obrador representa un alto riesgo para la economía, pese a que incluyó entre sus seguidores a algunos miembros del empresariado. Pero muchos saben que ciertos personajes están más a su lado “por si acaso”, que por una convicción real de que sea una opción razonable.

“Finalmente, el Frente Amplio Democrático que tiene como líder a Ricardo Anaya no termina de convencer”, confiesa uno de los líderes del CMN, “no por otra cosa, sino porque tiene al enemigo en casa y sus dos soportes externos están más debilitados que nunca”.

Pero ¿qué hay detrás de este apoyo incondicional al PRI y al Jefe del Ejecutivo por parte de los ricos más ricos de México y que será un factor de poder real en las elecciones de julio del año entrante?

El miembro del CMN lo explica así:

La mayor parte de los 50 miembros del CMN hacen negocios con el gobierno federal en turno o tienen concesiones importantes que fueron otorgadas por los gobiernos de Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña.

Los grandes beneficiarios de la privatización de activos del Estado, como empresas mineras, telecomunicaciones, siderúrgicas, aviación, y de concesiones públicas durante los últimos 30 años han sido los que hoy encabezan las listas de Forbes.

Ahí están Carlos Slim, Alberto Bailleres, Germán Larrea, Valentín Diez Morodo, Eduardo Tricio, Fernando Senderos, Carlos Hank González, Claudio X. González, Antonio del Valle Ruiz, Gastón Azcárraga y en menor medida José Luis Barraza, entre otros.

La clase empresarial, pero particularmente los del Consejo, temen que con la llegada de AMLO a la Presidencia muchas de estas concesiones o de las compras gubernamentalesse cancelen.

El CMN ejerce una influencia directa sobre un capital que equivale a cerca del 30% del Producto Interno Bruto del país, ya que sus hombres de negocios participan en distintos consejos de administración.

Por ejemplo Claudio X. González, presidente Kimberly Clark y uno de los empresarios más influyentes en la actualidad, participa simultáneamente en los consejos de Grupo México, Carso, Alfa y Grupo Industrial Saltillo.

O el caso de Alberto Bailleres, presidente de Grupo BAL, que es miembro de los consejos de Televisa, FEMSA, KUO y BBVA Bancomer. Por su parte, Ricardo Guajardo Touché, del BBVA Bancomer, está en Alfa, Bimbo y Liverpool, entre otros.

El caso de Valentín Diez Morodo, actualmente en Banamex, pero que también está en Aeroméxico, Kimberly Clark y KUO; o José Antonio Fernández Carvajal, presidente de FEMSA, que participa en los consejos de Televisa, Peñoles y el Tecnológico de Monterrey.

O el de Eduardo Tricio Haro, presidente de Grupo Lala y de Aeroméxico, que se encuentra en Mexichem y Televisa; Fernando Senderos Mestre, presidente de Grupo KUO, pertenece a los consejos de Kimberly Clark, Televisa y Peñoles.

En la misma situación, pero en menor proporción, están Daniel Servitje de Bimbo, Armando Garza Sada de Alfa, Carlos Hank de Banorte, Juan Antonio González Moreno de Gruma, Antonio Del Valle Ruiz de Mexichem, Alejandro Soberón Kuri de CIE, Juan Francisco Beckman de Cuervo, entre los más destacados.

GAZAPO 1

Como le adelantamos, el fallo de la Terminal Multimodal del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) se declaró desierto. Y a partir de allí la SCT hizo todo un batidillo que molestó a los representantes de los nueve consorcios que entregaron ofertas. Desde el miércoles, cuando el Comité Técnico del Grupo Aeroportuario de la CDMX sesionó y evaluó las ofertas técnicas, ya se perfilaba un ganador. Era la española Sacyr que comanda Manuel Manrique, aliada a las mexicanas Gami de Manuel Muñozcano y Jaguar de Moisés Zecua. Así se le hizo ver a la dependencia de Gerardo Ruiz Esparza y a la Presidencia, que no estuvieron de acuerdo. La consigna era adjudicar ese paquete a OHL, la de Luis Miguel Villa-Mir, que en la víspera del fallo empezó a golpear a Mota-Engil, la otra constructora consentida del gobierno de Enrique Peña, porque sus asesores y lobistas le hicieron creer que el cabildeo que su principal socio, José Miguel, inclinaría la balanza a favor de los portugueses. El caso fue que Ruiz Esparza aplicó la infalible y terminó descalificando a todos y convocando a una nueva licitación en diez días donde todo puede suceder. Manuel Ángel Núñez Soto renunció a ese grupo aeroportuario cuando entendió que quien decidía quién ganaba los contratos era Ruiz Esparza. Federico Patiño es un ténico financiero de gran carrera profesional y funcionario honorable. También debería renunciar ya.

GAZAPO 2

El segundo gazapo de la SCT lo va dar la subsecretaria de Transportes, Yuriria Mascott. Estamos a nada de ver recular a la dependencia con el tema de los horarios de aterrizaje y despegue en el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (slots) que, otra vez, se manejan con total opacidad y discrecionalidad. Al tiempo.

Email: dariocelisestra[email protected]


Artículos Recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital