México: I + D vs financiamiento a partidos políticos

méxico i + d vs financiamiento a partidos políticos

Este país tiene una gran cualidad y es que a pesar de las adversidades derivadas de décadas de saqueos de recursos humanos, económicos y naturales para beneficio de la oligarquía política mexicana descrita con gran precisión desde 1996 por Andrés Oppenheimer en ‘México en la Frontera del Caos’[1], éste sigue siendo un país generador de riqueza.

Tal vez por ello, hemos sido testigos de la lamentable escena de corrupción y violaciones al proceso electoral del Estado de México por el dinero y el poder que le representa a unas cuantas familias y empresas; o bien, por las posibles consecuencias de los actos ilícitos cometidos al amparo de un poder oscuro y cuyos resultados finalmente comienzan a percibirse a más de 100 años de la revolución mexicana con Duarte, Yarrington y Borge.

Sin embargo, un tema crucial y que no debe pasar de largo en este momento es precisamente el de tomar una decisión para el bien de México y de su desarrollo tecnológico y por consecuencia económico.

Para el que suscribe, este tema de vital importancia para todos radica en la decisión de seguir manteniendo un esquema de financiamiento “legal” a partidos políticos, o dada la realidad que conocemos, reinvertir esos recursos en investigación y desarrollo.

Lo anterior dado que para el año 2017, un año en el que no hubo elecciones federales y solamente se realizaron movimientos electorales en pocas entidades federativas, el gobierno federal erogó $4,059,213,905.00, el más bajo de 2012 a la fecha.

Sin embargo, es evidente que los partidos en el poder continúan haciendo uso de los recursos etiquetados en los programas públicos para lucrar con el hambre y la necesidad a cambio de votos, así como obteniendo sumas de dinero abrumantes mediante el pase de charola a empresarios y sindicatos a cambio de más poder, así como de células delictivas que operan a su libre albedrío con la conciencia tranquila de haber invertido para pagar por la explotación de la plaza al político en turno, con lo que es evidente que el sistema de financiamiento de partidos políticos es ineficaz.

Sin embargo, esos recursos serían una grata diferencia para México en caso de ser invertidos en I+D. Invertidos en ciencia y tecnología. En la generación de patentes en todas las ramas de ciencia, en modelos de utilidad y diseños industriales, en programas de cómputo, obras multimedia… en la generación de más ingenieros y menos politólogos.

Hoy en día México, con su escueto y raquítico presupuesto en tecnología y ciencia, ocupa el lugar 20 en el Índice Internacional de Propiedad Intelectual (IPI) 2017, elaborado por la Cámara de Comercio de Estados Unidos, dentro de los países que buscan mejorar el acceso a la innovación, aumentar la producción nacional de derechos de propiedad intelectual y disfrutar de los beneficios dinámicos de una economía innovadora.

Hoy en día México se ubica en el lugar 71° de los países miembros de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, respecto de la solicitud de patentes nacionales y lugar 54° de los países solicitantes de patentes vía tratado PCT.111

Hoy México se ubica en el lugar 61° de los países miembros de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, respecto de la solicitud de marcas nacionales, 73° en tratándose de Diseños Industriales nacionales, y aun así somos el número 42 respecto de la investigación y colaboración entre Universidades y Empresas para la generación de tecnología.1qua

Es por ello que, para detonar como país tecnológico y generador de riqueza, es necesario un urgente cambio de timón para dejar de financiar partidos políticos corruptos y comenzar a invertir en I+D. Para comenzar a invertir en México. Para invertir en el talento mexicano. Para hacer crecer a México, y ahora sí, poder mover a Mexico.

[1] Javier Vergara Editor S.A., 1996 – 368 pp.


Artículos Recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital