México tienta terreno

dario plantilla

 

Al final del primer round en las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que arrancaron el miércoles en Washington Estados Unidos (EU), México y Canadá, puede decirse que hay tres acuerdos importantes de los gobiernos de Donald Trump, Enrique Peña y Justin Trudeau.

Se instalaron prácticamente las 23 mesas de trabajo; se convino agilizar y terminar las negociaciones en el primer trimestre del 2018, sin que Canadá sacrifique principios fundamentales; y los representantes comerciales Robert Lighthizer, Ken Smith y Chrystia Freeland precisaron el calendario de temas y fechas.

Tal y como se lo planteamos hace una semana, esta primera ronda de pláticas sirvió para que a la delegación mexicana que lidera el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, le quedaran claros los textos sobre los que debe trabajar el país y los tópicos álgidos que deberá defender.

Algunos de ellos: Canadá y EU piden a México mejorar sus bajos salarios; EU exige a México y a Canadá que los contenidos estadounidenses para industria automotriz “aumenten sustancialmente”, porque hoy a nivel regional es de 62.5% para autos y de 60% para autopartes.

EU también presiona a México y a Canadá porque quiere eliminar el Capítulo 19 que habla sobre la resolución de controversias, al tiempo que busca penalizar los subsidios cambiarios, laborales y ambientales, aspectos que de entrada las contrapartes han rechazado públicamente en más de una ocasión.

Las discusiones a fondo por venir para los mexicanos de parte de sus pares estadounidenses se van a focalizar preponderantemente en comercio electrónico, compras gubernamentales (por la galopante corrupción aquí), políticas ambientales, seguridad en la frontera, salvaguardas y propiedad intelectual.

Del 1 al 5 de septiembre, cuando se lleva a cabo en México la segunda ronda de negociaciones, se espera que EU, Canadá y nuestro país presentan propuestas de textos para empezar a encorchetar temas específicos en cada una de las 23 mesas.

SHCP AMORDAZA

Fueron los presidentes de unas 15 asociaciones del sector financiero los que se reunieron el martes por la noche con la subsecretaria de Hacienda, Vanessa Rubio, previo a que su viaje a Washington para acudir al arranque formal de las renegociaciones del TLCAN con EU y Canadá. La funcionaria llevó bajo el brazo un listado de temas que antes la dependencia de José Antonio Meade había pedido a los subsectores poner en la mesa de lo que será el Capítulo de Servicios Financieros. Vaya a saber porqué, pero los tópicos se están guardando con recelo y la autoridad pidió no divulgarlos. Además de bancos, casas de bolsa, seguros y afores, participaron fintetchs, sofomes, despachos de asesoría en inversiones y fondos de capital de riesgo.

MÉXICO AL FINAL

La falta de un adecuado plan nacional de salud y los supuestos ahorros que pregona el IMSS de Mikel Arriola, y que iniciaron con su antecesor hoy en Pemex, José Antonio González Anaya, han sido la causa de que la expectativa de vida evolucione más lento en México que en otros países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE). Ahora somos la nación más atrasada de ese llamado club, lo que se debe a las persistentes barreras para el acceso a medicamentos innovadores o de primera generación y a servicios sanitarios de alta calidad. Ahora que inicia la compra consolidada, con un presupuesto de 55 mil millones de pesos, Salud de José Narro lo debería tener muy presente.

VA HENKEL A FM

Eduardo Henkel fue uno de los dos agraciados por Instituto Federal de Telecomunicaciones en la pasada asignación de combos para que una AM transite a FM. En la CDMX solo había disponibles un par con valor aproximado a los 300 millones de pesos. Los pupilos de Gabriel Contreras asignaron una a la Secretaría de Cultura, que lleva María Cristina Cepeda, y la otra al principal distribuidor de la BMW que es dueño de la estación 1560, aquella que le quitó en un litigio mercantil en 2008 a José Gutiérrez Vivó. Henkel dejó en el camino a radiodifusores de cepa como Javier Pérez de Anda, Arturo Laris, Luis Maccise, Carlos Quiñones e incluso Francisco Aguirre, que hasta donde se sabe, le rentaba la estación al de Grupo Bavaria.

GAYOSSO NO SALE

Pues nada, que volvió a fracasar la pretensión de Advent por desinvertirse de Grupo Gayosso, que dirige Carlos Lukac. El vehículo que maneja Luis Solórzano suspendió hace cosa de mes y medio el enésimo intento de vender el grupo de servicios funerarios. Lo adquirió en octubre de 2007, es decir hace casi ocho años, tiempo de permanencia de un fondo más que razonable. La cosa es que no hubo apetito y Advent se desistió. La compañía vale alrededor de 300 millones de dólares, que es básicamente deuda bancaria. Santander, que capitanea Héctor Grisi, es el principal acreedor. Credit Suisse que encabeza Jorge Villarreal y JP Morgan que preside Eduardo Cepeda fueron los agentes financieros. Ni hablar Advent para largo.

 

Email:[email protected]

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital