Navidad sin panza de santa

jazminok

Para muchos diciembre es sinónimo de comprar mucho, comer mucho y mal pasarse. El truco está en aplicarse mientras todos están distraídos con los villancicos y el arbolito de navidad.

El objetivo no es tanto bajar de peso; con tanta fiesta lo primordial es no subir ni aventar por la borda los pocos o muchos hábitos saludables que has adquirido. Lo mejor es encontrar un equilibrio entre el ‘yin’ y el ‘nam’. Así que lo primero que tienes que hacer es decidir con la plena convicción porque estás haciendo las cosas, para no claudicar a medio plan y terminar con un sentimiento de frustración.

Lo que tú decidas está bien, siempre y cuando te proporcione bienestar; y no decidas por presión social.

Recuerda:

Ser saludable es un camino que se disfruta, no un destino al que se tiene que llegar.

En cualquier caso ahí te van mis tips para pasar los festejos SIN panza de Santa:

  • Recuerda que Navidad no es todo el mes; sólo el 24; y Año Nuevo sólo el 31; siendo flexible agrégale 25 de diciembre y 1 de enero, por aquello del recalentado.
  • No dejes por nada del mundo de hacer ejercicio; la clave está en entrenar incluso en aquellos días en los que tienes posadas o algún evento del estilo, incluyendo 24 y 31. Realizar ejercicio ayuda a activar tu metabolismo o incluye alguna actividad extra como caminar más o aprender algo nuevo como a patinar.
  • No dejes de comer; especialmente tus vegetales. Mantén tu menú semanal exactamente igual o un poco más estricto si planeas portarte mal, los ‘pecadillos’ se pagan por adelantado.
  • Si tienes un compromiso, come algo antes; además lleva siempre algo en tu bolsa, como una manzana o unas almendras, así evitarás comer de más.
  • Si te vas a comer algún ‘pecadillo’, asegúrate que pase la prueba… ¿No te ha pasado que ves algo superdelicioso y al final no resulta lo que pensabas? No tienes por qué comértelo. Pruébalo y si no te gusta déjalo en la mesa sin remordimiento.
  • ¡No te bebas tus calorías! En lo personal soy cero alcohol, si acaso una copita de vino tinto o dos. Depende de ti y lo que decidas, pero aléjate de los coctelitos que son bombas que no aportan ni un solo nutriente. No mezcles, no refrescos, no jugos.
  • Toma suficiente agua para asegurarte que tienes hambre y no sed, además de darle una ayudadita a la digestión.
  • CERO CULPAS. La culpa engorda, enfócate a disfrutar y pasar tiempo con tus seres queridos.

Sobre todo recuerda: Una mala comida no te hará engordar, así como una sola comida saludable no te hará adelgazar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital