‘No T-Quemes’, llama la ‘Fundación Michou y Mau’

‘no t quemes’, llama la ‘fundación michou y mau’

Con la llegada del mes decembrino se pueden ver casas, negocios, hoteles y espacios públicos con iluminación especial, convirtiéndose en un hermoso espectáculo que podría terminar en una tragedia; para la ‘Fundación Michou y Mau’ es considerado el mes más terrible, al incrementarse el número de niños quemados por descuido

La presidenta de la fundación en Quintana Roo, Patricia Suárez Castellote, recalcó que su tarea es evitar esos descuidos, por medio de la campaña nacional ‘NO T-QMES’, que de forma didáctica y práctica, enseña a niños, adolescentes y jóvenes a reconocer el peligro y evadir quemaduras, para lo cual cuentan con un camión museo itinerante que siempre está de gira en el país.

Aseveró que su principal misión es que ningún menor de edad con quemaduras severas muera por falta de atención médica especializada, por lo que los canalizan para recibir tratamiento o bien trasladarlos al hospital Shriners de Galveston, Texas, en Estados Unidos.

‘no t quemes’, llama la ‘fundación michou y mau’2

Dijo que todas las personas que sobreviven a una quemadura tienen secuelas, son sometidos a varias cirugías y necesitan rehabilitación física y sicológica, por lo que se les brinda un seguimiento y se les paga transportación, hospedaje y alimentos cada vez que acuden al hospital de Estados Unidos para lograr su total recuperación.

La ‘Fundación Michou y Mau’ fue creada por la periodista Virginia Sendel, quien en 1998 vivió uno de las tragedias más fuertes que una madre puede tener: perder a su hija, Michou Lemaitre Sendel, y a su nieto, Mauricio González Lemaitre, de cinco años, en un incendio casero provocado por un cortocircuito de las luces del árbol navideño. Michou fallece después de rescatar a dos de sus hijos e intentar salvar a los otros dos. No supo que los bomberos ya habían sacado a Camila y Mauricio, ambos con quemaduras severas. Mau muere 20 días después, por no haber sido trasladado a tiempo a un centro de atención a quemados de alta especialidad, como Shriners, a donde llegó infectado y 10 días demasiado tarde.

Para evitar quemaduras en los niños:

  • Nunca dejarlos sin la supervisión de un adulto.
  • Niños menores de cuatro años fuera de la cocina, mientras se preparan los alimentos.
  • Cubrir con tapas cualquier enchufe eléctrico de casa.
  • No tener lámparas que puedan tocar mientras están encendidas.
  • Mantener cerillos y encendedores fuera de su alcance.
  • Prohibir el uso de la pirotecnia en los menores de edad.
  • Desechar todos los cables o extensiones eléctricas desgastadas o dañadas.
  • No dejar velas encendidas.
  • Colocar alertas de humo en casa.
  • Guirnaldas de Navidad que tengan cables gruesos y no sobrecalentar los enchufes.
  • Si tu ropa se incendia, detente, tírate al suelo, cubre tu rostro y rueda hasta apagarte.
  • En caso de incendio no te escondas, gatea como bebé debajo del humo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital