Picante adicción mexicana

picante adicción mexicana

Para los antiguos mexicanos, el chile, junto con el maíz y los frijoles, formaba parte de su dieta básica. Fray Bartolomé de las Casas escribió al respecto: “sin chile (los mexicanos) no creen que están comiendo”

El gusto que tenemos los mexicanos por comer picante es algo que heredamos desde épocas precolombinas. La comida deliciosa parece que siempre es dañina para nosotros, desde la que puede generar cambios físicos con rapidez hasta la que puede dañar tu cerebro.

En los últimos años, la difusión de la cocina vegetariana y orgánica ha ayudado a reducir enfermedades. Pero, un estudio reciente demuestra que existe un alimento que parece estar ayudando a mejorar nuestra vida e incluso parece indicar que quienes lo consumen frecuentemente tienden a vivir más. Se trata del picante.

Beneficios

Según un estudio realizado en China en el que cerca de medio millón de personas fueron el caso de estudio, comer chiles reduce el riesgo de muerte en diversas enfermedades. El estudio que duró siete años mostró que la gente que comía chile más de una vez por semana reducía sus posibilidades de morir por cáncer y enfermedades cardiovasculares.

Al parecer, la comida picante, en especial la hecha con chiles frescos, es la responsable de reducir el riesgo de sufrir enfermedades del corazón, respiratorias, y cáncer.

Un dato importante es que aunque este estudio se realizó con medio millón de personas de diferentes edades, niveles socioeconómicos, estados civiles y condición física, las mujeres eran las más beneficiadas.

Sin posibilidad de encontrar la verdadera relación por la que el chile reduce el riesgo de muerte, la conclusión más factible, según la Universidad de Harvard y la Academia de Ciencias Médicas de China es un compuesto llamado capsaicina o capsicina, ingrediente activo en los chiles y que ya había sido estudiado con anterioridad, cuando se había demostrado que era beneficioso para el ser humano debido al alto contenido de vitaminas A, B6, C, K y potasio.

Algunos de los chiles más famosos de México:

Chile de árbol

Favorito por su audaz y sutil sabor ahumado natural. Un ingrediente delicioso para salsas, pero también se agrega a las sopas y alimentos como complemento y sabor.

Chile habanero

Originario de la península de Yucatán, pero dado a conocer al mundo por los europeos, estos chiles deben su nombre a la ciudad cubana de La Habana, aunque no son de Cuba (otra hipótesis etimológica lo asocia con la isla de Java, por lo cual, estrictamente, sería ‘javanero’). México es el mayor consumidor de este ingrediente, sobre todo en salsas picantes y alimentos, pero su sabor y aroma floral se han hecho cada vez más populares en todo el mundo.

Chile poblano

Originario del estado de Puebla, es uno de los chiles más populares cultivados en México. Es leve, tienen paredes muy gruesas, lo que lo hace ideal para rellenar. Es el ingrediente principal de los chiles en nogada.

Chile serrano

Originario de la Sierra Norte, entre Puebla e Hidalgo, donde se cultivaba originalmente. Se puede usar solo cortándolo en rodajas pequeñas o picado (como en el pico de gallo), también
asado para salsas.

Chile jalapeño

Este chile recibe su nombre de la ciudad mexicana de Xalapa, Veracruz, donde se produce. Se utiliza tanto en salsas cocidas como crudos al vinagre.

Chile manzano

También conocido como ‘ciruelo’, es originario de Zitácuaro, Michoacán, y de las zonas al norte del Estado de México. Este chile es muy picoso y se le usa sobre todo en salsas.

Chile pasilla

De color negro y arrugas en la piel. Normalmente la gente lo utiliza para hacer salsas o en guisos, ya que no es picoso y le da un sabor muy especial a los caldos.

Chile guajillo

Estos chiles son de piel gruesa, dura, de color rojizo oscuro, y pueden ser de leves a moderados en picor. Se utilizan en las diferentes comidas, no importa en qué tipo de cocina.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital