Puebla… una marca goleada

Puebla... una marca goleada

Como si se tratara de una serie de penales sin portero, los propietarios actuales del equipo de futbol del PUEBLA acaban de perder un procedimiento contencioso administrativo ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial en el que se solicitó el cese del uso de las marcas y avisos comerciales del histórico equipo de la franja.

El propietario de las marcas ganó el procedimiento contencioso primeramente por la marca que contiene el escudo y denominación PUEBLA.

Hoy en día, con el registro de otras marcas y avisos comerciales, presentados en el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial en marzo de 2017, el titular de los derechos marcarios podrá prohibir y cobrar regalías al equipo de futbol por cualquier uso de términos que contengan: “Ponte la Franja”, “Club de Futbol Puebla FC”, “La Franja Puebla Futbol”, “La Franja”, “Camoteros” y “Camoteros del Puebla” en clases 41 y 43, así como en 25 que se corresponden a equipos de futbol, organización de eventos deportivos y ropa deportiva.

El litigio por la marca del equipo de futbol del PUEBLA comenzó desde el año 2015, cuando la familia López Chargoy, propietarios actuales del equipo, se negaron a pagar regalías por usar el nombre y avisos comerciales del mismo, así como el escudo.sin título

En este orden de ideas, una vez acreditada la infracción de las marcas, como obviamente sucedió, los propietarios del equipo deberán de pagar regalías, así como daños y perjuicios por el uso indebido de las macas y avisos comerciales, desde el tiempo en que fueron requeridos para ellos, ya que las marcas más antiguas datan de 1996. Este monto es equivalente, al menos, al 40% de lo que se haya obtenido por la explotación de la marca en el tiempo reclamado, incluyendo contratos con terceros, publicidad, entradas, venta de camisetas, bonos, etcétera…

Asimismo, deberán de dejar de usar las marcas y los avisos comerciales, o en su caso, llegar a un acuerdo comercial para poder explotarlos, toda vez que el uso del término PUEBLA puede ser libre, pero la Femexfut exige el registro de la marca de clase 41 y eso es imposible, dada la existencia de todas las marcas y avisos comerciales vigentes desde 1996, por lo que sin duda, estas marcas y activos intangibles se convertirán en un redituable negocio para el titular de las mismas, a menos que el equipo de futbol decida cambiar de nombre.

Para mayor información contáctenos en www.alhen.mx 998-8980411 y 998-8921592, twitter @Alhen_Abogados.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital