Que el calor no te deje mal, mantén tu estilo formal en la oficina

que el calor no te deje mal, mantén tu estilo formal en la oficina

Aprende algunas técnicas que te permitirán mantener el estilo formal de oficina en esta época de calor y sin sufrir por ello

Si bien el cómo vestir depende del tipo de empresa en la que trabajes, el puesto que ostentes o el dinero que destinas para este cometido, también el clima influye en la ropa que decidas usar en tus horas de trabajo.

En este artículo te hablaremos sobre cómo combinar tu ropa en estas temporadas de primavera o mejor aún, en el verano cuando a veces el calor te hace pasar momentos incómodos antes de llegar a la oficina.

Por ejemplo, ciudades más cálidas o que se encuentran en época de verano, los colores suelen ser más claros y en algunas ocasiones, la indumentaria se hace un poco más informal. Muy contrario a lo que habitualmente se usa en países fríos.

Claudia Servino, especialista en imagen y coach personal, considera que, si bien algunos no podrán huir del traje, por el tipo de empresa en la que se desempeñan, y tendrán que tener la corbata atada al cuello durante los durísimos meses de calor, pueden recurrir a algunas técnicas para crear una moda de verano.

Las corbatas idóneas son las de seda opaca en colores de temporada y estampados finos, considera la especialista, quien además explica que el calzado y los cinturones deben combinar. Los zapatos con cordones o hebilla al costado son para traje y, para ropa más relajada, los mocasines son ideales.

El guardarropas de un hombre, además, durante la temporada de calor tiene que tener caquis en colores beige, azul o verde musgo y varias camisas en blanco, celeste, rosa y algunas rayadas.

Por otro lado, hay varias empresas que les permiten a sus empleados prescindir del traje y optar por ropa casual durante los meses de verano. En esos casos, la camisa manga corta puede ser polémica pero en un trabajo informal, dentro de un ambiente creativo, va bien.

Para Servino, hay que tener cuidado de no mezclar diseños serios con casual: “La combinación de las prendas debe ser coherente”.

Ellos pueden usar un saco tipo blazer de gabardina o lino, siempre en un tono que contraste con el del pantalón o, para los más informales, un chaleco por arriba de la camisa.

Mi enemigo, la transpiración

Uno de las principales molestias que aparecen al mezclar el traje de oficina con la época de verano es la molesta transpiración.

Para contrarrestarla, los expertos recomiendan aquellos materiales que permiten que el cuerpo respire más que otros. Entre ellos se encuentran algunas fibras naturales como el algodón, la lana y el lino, los que permiten que la piel respire mejor y evapora la humedad de la piel.

Cuando el calor es insoportable, la clave está en usar géneros naturales o con un alto porcentaje de fibras naturales, superior al 50%.

Otro aspecto de vital relevancia son los colores. Además de saber que los colores más claros hacen rebotar los rayos del sol, mientras que los oscuros los absorben, debes enterarte que el blanco y el negro son los que más disimulan la transpiración excesiva. Mucho más delatadores son el azul, el verde claro y el naranja.

Las manchas también son un problema. La mejor técnica para lavar las molestas huellas de sudor y antitranspirantes consiste en lavar la ropa siempre con agua fría (la caliente oscurece la mancha). Puede usarse un poco de vinagre blanco y dejarlo secar al sol.

Por el contrario, las telas que no puedes usar son: los géneros más calurosos, insostenibles en la temporada estival, son el corderoy y la franela.

Otros como la seda, el poliéster y el nylon tampoco son buenos para los que transpiran demasiado y pueden causar aún más sudoración.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital