¿Qué es la educación inclusiva?

¿qué es la educación inclusiva

Educación Inclusiva #1

A principios del siglo XXI, la inclusión se sitúa como un valor emergente necesario para una cultura de la paz; se constituye como una idea que matiza los ámbitos de la vida social, laboral y familiar y supone nuevos valores basados en la igualdad de oportunidades.

Hablar de inclusión es, hablar de la igualdad inherente en todas las personas, el derecho de cualquier ciudadano de vivir en condiciones similares a las de los demás y la obligación social de construir en conjunto comunidades para todos.

Paradójicamente, no se dispone de una definición única y consensuada de educación inclusiva, sin embargo, existen un conjunto de elementos indispensables de este concepto: antes que nada y como pilar principal, la educación inclusiva, promueve el respeto de la dignidad inherente en cada persona y el reconocimiento de la diversidad como un activo importante para la consecución de una educación equitativa para todos.

Es necesaria también, una comunidad escolar acogedora y cooperativa basada en una cultura inclusiva con valores que promuevan la participación plena del alumnado en todas las actividades.

El aprendizaje debe estar centrado en el estudiante, considerando sus habilidades, intereses e inteligencias preferentes. Los docentes, deben tener conocimiento de las necesidades específicas de sus alumnos para dar una respuesta educativa adecuada mediante diversas formas de trabajo, asumiendo la flexibilidad en el currículo y haciendo los ajustes que requiere cada alumno con o sin discapacidad.

Es decir, la inclusión educativa tiene que ver con el respeto a los derechos inalienables de los alumnos, la convicción de que todos, sean cuales sean sus características, son capaces de aprender y los maestros y la escuela pueden responder a las necesidades educativas de cada uno de ellos.

Es importante reconocer el papel de la familia como ámbito natural de formación y que constituye un apoyo invaluable. También es imprescindible, que la escuela trabaje de manera cercana con los padres para formar grupos de trabajo colaborativos que den respuesta al desarrollo de las habilidades socio adaptativas del alumno.

Aunque la educación inclusiva aún parece una utopía en las escuelas de nuestro país, todos estos puntos tienen resonancia en los planes y programas de la educación en México. Por ejemplo, en el plan de estudios para la educación básica 2011 y en el programa de escuelas de calidad de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Sin embargo, esta educación solo podrá ser una realidad si existe la disposición de los centros educativos de formarse, el desarrollo de estrategias pedagógicas y de aprendizaje adecuadas para la diversidad, la creación de adecuaciones curriculares, el trabajo colaborativo con las familias y la sensibilización de la sociedad.

Email: [email protected]


Comments

  1. Excelente artículo. Estoy totalmente de acuerdo, la inclusión debe de ser para todo tipo de capacidades… debe de ser casi “personalizada” pues aunque existe una “generalidad”, también existe una “particularidad”. El sistema educativo, debería ser más adaptable al alumno y no a la inversa.

    • Monica Aguilar Alvarez : junio 22, 2017 at 10:30 pm

      Valentina, como dices, cada alumno tiene características particulares que lo definen y la educación inclusiva parte de ellas para lograr el aprendizaje. Así, todos los alumnos aprenden y conviven en un aula en donde la diversidad es valorada y respetada y en donde todos los alumnos se reconocen capaces de aprender y aportar a los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital