Quintana Roo a paso firme: realidades y retos

quintana roo a paso firme realidades y retos 3

¿Realmente se dispararon los índices de violencia? ¿Qué se está haciendo en materia de seguridad? ¿Hacia dónde va el desarrollo del estado en cuestión económica? Lejos de agachar la cabeza ante los ataques mediáticos, Carlos Joaquín encara los verdaderos problemas de Quintana Roo y los traduce a objetivos claros al frente del gobierno estatal

A un año de que Carlos Joaquín se convirtiera en el primer gobernador de una alianza opositora desde que Quintana Roo fue decretado estado en 1974, los hechos de violencia en la entidad son difundidos cada día por medios de comunicación y redes sociales que, durante el gobierno de Roberto Borge -hoy encarcelado en Panamá-, aceptaron ocultar el número de delitos que el mismo exgabinete se negó a reportar ante la Comisión Nacional de Seguridad, como las 120 mil carpetas de investigación que ni siquiera fueron abiertas conforme a las denuncias presentadas por las víctimas ante la ex Procuraduría de Justicia en 2016.

quintana roo a paso firme realidades y retos 5“¿Se dispararon ahora los índices de violencia? Eso no es verdad”, responde a la pregunta obligada el gobernador, y confirma la existencia de esas 120 mil carpetas de investigación que, asegura, “fueron archivadas. En 2016 no hubo ningún registro de delitos entre norte y sur de Quintana Roo. Entonces, ¿contra qué comparas? Es obvio que sobre cero delitos vamos a tener un incremento de 100%”, añade Carlos Joaquín, y acepta que aunque no hubo reportes para hacer un comparativo, el delito que se disparó es el de homicidio culposo entre grupos de la delincuencia organizada. “Eso es lo que hoy tenemos en niveles importantes, pero también debemos subrayar que Quintana Roo está ubicado en el número 24 del índice de delincuencia a nivel nacional, aunque mediáticamente ha tenido exposiciones muy fuertes, como la balacera en el Blue Parrot, el ataque a la Fiscalía en Cancún, la persecución en la avenida Tulum y de repente los videos manipuladores y falsos del tema de autodefensas, buscando atacar y desestabilizar a un gobierno, sin darse cuenta que el perjuicio es a toda una sociedad”, apunta, y agrega: “Eso, para mí, también es un homicidio doloso”.

Nueva forma de gobernar

Desde que llegó a la administración estatal (y antes, desde campaña), Carlos Joaquín dejó claro que en Quintana Roo las cosas se tenían que hacer de forma diferente, pero el camino, a un año de trabajo, no ha sido ‘miel sobre hojuelas’.

He ahí la diferencia; este nuevo gobierno está haciendo las cosas distintas. “Ahora estamos persiguiendo a los delincuentes, los estamos investigando; vamos tras ellos”, apunta.

El tema más importante –subraya- es la falta de justicia y la impunidad. “Teníamos una Procuraduría que difícilmente encontraba a quien cometía un delito, que no hacía investigación porque no contaba con inversión y herramientas; ahora es una Fiscalía, un órgano autónomo al que hemos venido apoyando para que se modernice, para ofrecer pruebas periciales y hacer investigación, que a través de la tecnología, se puedan hacer denuncias para abrirse más y no ser un organismo tan cerrado, tan oscuro”.

Agrega que así es como se están dando las cosas en esta nueva administración; quizá a muchos les parezca que ‘la justica va muy despacio’, particularmente en el asunto de las sanciones a quienes en la pasada administración hicieron las cosas mal; lo que pasa es que no se quiere caer en errores como antes, de integrar expedientes ‘al ahí se va’, sino con pruebas y hechos, para que el seguimiento al delito sea con bases.

Y no ha sido fácil porque se ha topado con una enorme resistencia al cambio. “Gente que había encontrado en el gobierno su forma de vivir y que no están de acuerdo en cómo se están haciendo las cosas e insisten en desestabilizar”. Y aunque reconoce que esa gente es ‘una piedra en el zapato’, no se distrae de su verdadero objetivo, y así lo aclara: “Siempre habrá quienes piensen de una forma y quienes piensen de otra. A mí me preocupa más hacer que el gobierno llegue a más gente, a más lugares, porque el olvido en el que el Estado cayó nos llevó también a un rompimiento de relación con la sociedad. Se nos fue la identidad, el conocer qué le duele a la gente, qué pasa en las colonias, en las regiones, en los municipios…”. El reto es grande porque la herida es enorme: “Hay una desconfianza total al gobierno; nadie cree en la política y en los programas”, reconoce.

Cuestionado sobre sus colaboradores, aseguró que está en permanente evaluación del gabinete, y aunque reconoció que hay algunos sectores o dependencias que no han podido mantener el ritmo, quedando rezagadas, han ido alcanzando algunas metas, pese a dificultades de tipo mediático.

“La corrupción no se acaba de un día para otro, ni de manera definitiva; tienes que estar todos los días revisando las denuncias y posibilidades de corrupción. Lo primero es cambiar formas de pensar, y segundo: sembrar un nuevo ánimo, una nueva forma de hacer las cosas”, insistió.

Oportunidades: el desarrollo no se frenaquintana roo a paso firme realidades y retos6

Carlos Joaquín tiene claro que el estado tiene que seguir caminando, al tiempo que se van combatiendo resistencias. Por eso, para que Quintana Roo siga manteniendo el liderazgo a nivel turístico y generación de empleos, abonando a una mejor calidad de vida de quienes aquí habitan, destaca la intensa promoción del destino a nivel nacional e internacional, consolidando la zona norte, pero también, subrayó, diversificar los apoyos y programas para que el desarrollo en la zona sur sea cada vez más notorio. “Tenemos permanentes campañas de promoción, donde hablamos de la realidad de Cancún, de la Riviera Maya, Cozumel, en fin, de la tranquilidad con la que puedes estar, de que hay problemas, como en todos lados, pero sabemos cómo atenderlos y en ello estamos”, explicó.

Añadió que como resultado de esta promoción, y sobre todo la confianza que los inversionistas encuentran en el Estado, hay proyectos de miles de millones de dólares que llegarán en los próximos meses en hoteles, parques temáticos y centros de convenciones; esquemas muy diferentes a los tradicionales, importantes para segmentar y diversificar la oferta.

A esto se suma las facilidades que el gobierno estatal está brindando a emprendedores, a mujeres y jóvenes. “Un punto importante es la agilización de licencias y la no corrupción. No podemos ser un estado que vive de la corrupción para que las cosas salgan bien; hay que dar garantía de confianza, seguridad y atención”, insistió.

Sin embargo, consciente de que Quintana Roo tiene mucho que ofrecer, además de sol y playas, dijo que su administración también le apuesta a reforzar los sectores agrícola, forestal, apícola y ganadero, así como a la industria. En este rubro subrayó las recientes cifras halagadoras, que ubican a la entidad como de los que más han crecido en generación de empleos desde el punto de vista manufacturero, con casi 23 % de crecimiento.

Eso explica dos de las metas a mediano plazo: un centro de desarrollo tecnológico industrial para dar más empleos a la zona sur y surtir en la frontera sur de México y Centroamérica (donde hay muchas carencias), así como un centro de distribución en Puerto Morelos, para proveer de insumos a la hotelería y exportar hacia islas del Caribe. “Eso permitirá ahorros en transporte y tiempo”, apuntó el mandatario, subrayando la gran oportunidad que esto representa para miles y miles de personas que pueden beneficiarse de ello, desde productores, trabajadores, hasta empresarios locales.

De hecho, añadió que en el tema de los municipios también hay mucho que trabajar para abatir rezagos. Ahí (además de que también aplica la transparencia y un gobierno cercano a la gente), la tarea es la búsqueda de más ingresos, “pero no sólo estatales y federales, sino con la captación de impuestos que la propia ley te permite, porque en esto hay un gran atraso”. Por supuesto, con mejores sistemas de captación de recursos y reduciendo los espacios a la corrupción, indudablemente la ciudadanía se verá beneficiada, con una mayor inversión en programas y obras sociales.

Elecciones y desafíos

quintana roo a paso firme realidades y retosEn 2018 el proceso federal y la renovación local de alcaldes, síndicos y regidores, generará un fuerte movimiento; las aguas de la política estarán agitadas y, ante ello, Carlos Joaquín tiene clara su posición: “Tendremos que estar al pendiente para poner orden y que las cosas se hagan bien; para que haya total transparencia y libertad en lo que se decida”.

Mientras tanto, dijo, él seguirá en esta senda que se trazó, en aras de ser un verdadero gobierno que pase a la historia por estar haciendo las cosas de manera diferente. “Con hospitales más eficientes, con una mejor infraestructura educativa, con policías mejor pagados y que respondan a un alto nivel de confianza, con finanzas sanas y transparentes”. En suma, añadió, su firme propósito y para el cual trabaja arduamente, es que el estado siga consolidando su liderazgo en materia turística, al tiempo que se reduzca la desigualdad entre el centro y norte respecto de la zona sur, lo que debe traducirse en un mejor nivel de vida de cada habitante del Estado.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital