Recomendaciones para leer las etiquetas nutrimentales: ¿qué hay que saber?

recomendaciones para leer las etiquetas nutrimentales ¿qué hay que saber

Al llegar al supermercado para hacer las compras de la semana, se encuentra con pasillos y pasillos de alimentos de distintas marcas, cada uno con su respectiva etiqueta: ‘light’, ‘libre de colesterol’, ‘bajo en grasa’, ‘rico en omega 3’, ‘alto en fibra’, ‘sugar free’, ‘reducido en sodio’, ‘con vitaminas’, entre otras.

¡Cuidado! No te dejes llevar por la mercadotecnia: la lectura de etiquetas se puede volver confusa y tiende a engatusar al cliente. Por ejemplo, un alimento con grandes cantidades de grasa y azúcar (por tanto, mayor cantidad de kilocalorías) puede ir acompañado de la etiqueta ‘alto en fibra’. Igual de engañosos son los supuestos dietéticos.

A continuación un listado del significado real de las leyendas en las etiquetas:

etiquetas

Con vitaminas y minerales agregados

Sí, es bueno consumir alimentos adicionados, sin embargo, los beneficios que nos aportan las fuentes naturales de vitaminas y minerales (frutas y verduras) nunca serán iguales que la de productos procesados.

‘Libre de colesterol’

No se deje engañar, sólo los alimentos que provienen de animales contienen colesterol. Ser libre de colesterol no significa ser saludable. Por ejemplo, muchos cereales de caja son libres de colesterol aunque contienen grandes cantidades de azúcar.

‘Sin grasa’, ‘Sin azúcar’, ‘Sin sal’

Esto significa que el contenido total de sal por porción es menor a 0.5 gramos.

Cancuníssimo recomienda: Baja de peso con sólo controlar tu consumo de carbohidratos

Calorías

Importantísimo entender que las calorías reportadas en las etiquetas se refieren a una porción y no a todo el recipiente. Es muy común creer que todo el paquete contiene las calorías de una porción y entonces terminamos consumiendo mucho más calorías de las que pensamos.

Identifique el tamaño de la porción indicada en la parte superior de la etiqueta. Muchas veces la cantidad consumida es mucho mayor a la porción sugerida. Por ejemplo: si acostumbra comer un paquete de galletas diariamente sin estar consiente que un paquete contiene 4 porciones, está consumiendo la cantidad de calorías reportada por porción pero multiplicada por 4.

“Reducido en sodio, sal, azúcar”

Se refiere a que simplemente el contenido de tales ingrediente es 25% menor pero no nulo.

“Light”

Alimentos que contienen de 30 a 50 por ciento menos calorías que la presentación habitual, pero igual contienen ingredientes que pueden resultar dañinos para la salud como: sal, azúcar, grasas saturadas. Muchas veces los light engordan más que los productos sin esa leyenda.
Siempre prefiera productos no industrializados como frutas y verduras.

 

Con información de López Doriga Digital y NutribalanC


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital