Somos la gente que nos quiere

somos la gente que nos quiere

Lo normal es que uno tenga una mamá y un par de tías; sin embargo, gracias a la confabulación del universo, y a que seguramente los planetas se alinearon cuando llegue a vivir a Cancún, tengo muchas mujeres mayores que yo, a quienes recurrir, punto y a parte de la labor de Margaret como mi madre; por ejemplo, no imagino mi vida sin los mensajes por whatsapp del grupo ‘Las Fridas’ donde las integrantes son: Addy Joaquín, Paloma Herrero, Noemi Constandse, Mari Paz Luisa y Rosy Ruiz. Ellas hacen mi día con las historias, anécdotas, chistes, fotos de sus viajes y consejos que me envían diariamente.

A ‘Las Fridas’, a mis amigas de mi edad que son madres (de sus hijos y a veces creo que también de sus maridos), a mi cuñada Daniela Martínez y especialmente a mi mamá: Happy mothers day!

Pop Up Store

Varios de ustedes me han contactado para preguntarme que es una pop up store, porque han visto que de forma recurrente utilizo este término en mis redes sociales; es una tienda efímera que abres por un periodo de tiempo muy corto, puede ser por horas o por días. Es una estrategia de comercialización que está muy de moda en el mundo del retail de lujo. Por ejemplo, hace unas semanas con el apoyo de mis amigos Eugenia Marraro, Michelle Saravia, Raúl Vega y Marte Sevilla, ofrecimos los productos de una boutique de Cancún en un hotel de Playa del Carmen.

Me dejaron ‘picada’

El fin de semana vi en Netflix la nueva serie de Kate del Castillo, Ingobernable; está muy buena. Short story: es la historia de una mujer que de ser Primera Dama pasa a ser sicaria. Lo único que no me gustó fue que como solamente han hecho 15 capítulos de la primera temporada… me dejaron picada.

Eva García de Saénz de Urturi es la española que ha roto records de ventas este año en su país con el libro ‘El silencio de la ciudad blanca’, el primer thriller de lo que auguro será una de las mejores trilogías que he leído en toda mi vida, pero… el segundo de tres libros sale a la venta este mes, se llama ‘Los ritos del agua’, por lo que (si alguien viaja estos días a la madre patria, se lo encargo ¡por favor! necesito leerlo porque no dejo de pensar en el Kraken) short story: me dejaron picada.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital