Todo listo para el ‘6º. Festival de la Xtaabay’

todo listo para el 6o festival 2

La cuna de la cultura maya, en el sur de Quintana Roo, se llena de fiesta, tradición y misticismo, con la sexta edición del ‘Festival de la Xtaabay’.

Del 13 al 16 de octubre, en Felipe Carrillo Puerto habrá expresiones de cultura, a través de artes plásticas, literatura, canto, teatro, danza, expoventa artesanal y muchas otras actividades enfocadas a la difusión de la herencia maya, enfocadas en sus leyendas y costumbres, con la participación de artistas de Quintana Roo y Yucatán

Las actividades -organizadas por el Colectivo Cultural Maya del municipio Felipe Carrillo Puerto– serán en el Museo Maya Santa Cruz Xbáalam Naj, cuyo objetivo es promover espacios de encuentro, diálogo e intercambio, así como contribuir a la revitalización, promoción y difusión del patrimonio cultural oral e inmaterial de la zona maya quintanarroense, el fortalecimiento de la identidad y el diálogo intercultural.

todo listo para el 6o festival 2

todo listo para el ‘6º. festival de la xtaabay’SOBRE LA LEYENDA

Cuenta la leyenda maya que existieron dos hermanas, muy bellas pero muy diferentes entre sí: Xtabay era apasionada y se dejaba llevar por sus deseos, por esta razón la mayoría del pueblo se alejaba de ella, pero su lado bueno es que cuidaba a los enfermos, a los animales y a los desamparados. Su hermana, Utz-Colel, era todo lo contrario, cuidaba mucho su reputación, frente a todos se comportaba de la mejor manera, por esta razón todo el pueblo la quería, pero tenía un corazón frío, pensaba que todos eran inferiores a ella, no soportaba estar cerca de algún enfermo ni de los animales (pero nadie sabía la verdad de estos sentimientos de ambas hermanas)

Un día comenzó a surgir un bello olor de la casa de Xtabay, cuando los vecinos entraron a ver descubrieron que ella había fallecido, su cuerpo se encontraba rodeado por animales, como si la estuvieran cuidando. El pueblo no podía creer que del cuerpo de esa mujer a la que ellos consideraban pecadora pudiera surgir un aroma agradable. Cuando la enterraron sólo asistieron los que alguna vez estuvieron enfermos y fueron cuidados por ella. Al día siguiente su tumba se rodeó de bellas flores.
Tiempo después Utz-Colel murió, al hacerlo su cuerpo comenzó a desprender un aroma desagradable, cuando fue enterrada todo el pueblo asistió, menos los enfermos. Su tumba se llenó de flores que las personas habían arrojado, pero al día siguiente todas estas aparecieron marchitas y sin vida.

 


Artículos Recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diseñado por Octopus Agencia de Marketing Digital